Overturn Roe? Hell no!

Washington, (AP) – El Tribunal Supremo ha puesto fin a las protecciones constitucionales para el aborto. Habían estado vigentes durante casi 50 años en una decisión de su mayoría conservadora que anula el caso Roe contra Wade.

Se espera que el resultado del viernes conduzca a la prohibición del aborto en aproximadamente la mitad de los estados.

La decisión, impensable hace apenas unos años, fue la culminación de décadas de esfuerzos por parte de los opositores al aborto.

Estas, fueron posibles gracias a una derecha envalentonada en el tribunal que ha sido fortificada por tres designados del ex presidente Donald Trump.

El fallo se produjo más de un mes después de la sorprendente filtración de un borrador de opinión del juez Samuel Alito; el documento indicaba que el tribunal estaba preparado para dar este paso trascendental.

Roe contra Wade, decisión controversial

Esto pone al tribunal en desacuerdo con la mayoría de los estadounidenses que están a favor de preservar Roe, según las encuestas de opinión.

Alito, en la opinión final emitida el viernes, escribió que Roe y Planned Parenthood v. Casey, la decisión de 1992 que reafirmó el derecho al aborto, fueron erróneas el día que se decidieron y deben ser anuladas.

«Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados. La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho de este tipo está implícitamente protegido por ninguna disposición constitucional», escribió Alito.

«Poder político, no a los tribunales»

La autoridad para regular el aborto corresponde a los poderes políticos, no a los tribunales, escribió Alito.

Junto a Alito estaban los jueces Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

Estos tres últimos jueces son designados por Trump. Thomas votó por primera vez para anular Roe hace 30 años.

«Con dolor, por esta corte»

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se habría quedado corto para acabar con el derecho al aborto, señalando que habría mantenido la ley de Mississippi en el centro del caso, una prohibición del aborto después de 15 semanas, y no dijo más.

Los jueces Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan -el ala liberal disminuida del tribunal- se mostraron en desacuerdo.

«Con dolor -por esta Corte, pero más, por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental- disentimos», escribieron.

Impacto en las mujeres de minorías

Se espera que la sentencia afecte de forma desproporcionada a las mujeres de las minorías, que ya tienen un acceso limitado a la atención sanitaria, según las estadísticas analizadas por The Associated Press.

Trece estados, principalmente en el sur y el medio oeste, ya cuentan con leyes que prohíben el aborto en caso de que se anule Roe.

Otra media docena de estados tienen prohibiciones casi totales o prohibiciones después de 6 semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

Nuevas propuesta en camino

En aproximadamente media docena de otros estados, la lucha se centrará en las prohibiciones de aborto latentes que se promulgaron antes de la decisión de Roe en 1973 o en nuevas propuestas para limitar drásticamente cuándo se pueden realizar los abortos, según el Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que apoya el derecho al aborto.

Más del 90% de los abortos tienen lugar en las primeras 13 semanas de embarazo, y más de la mitad se realizan ahora con píldoras, no con cirugía, según datos recopilados por Guttmacher.

Oposición de la mayoría de estadounidenses

La decisión se produjo en un contexto de encuestas de opinión pública que revelan que la mayoría de los estadounidenses se oponen a la anulación de Roe.

Asimismo, expresan su oposición que la cuestión de si se permite el aborto quede totalmente en manos de los estados.

Los sondeos realizados por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research y otros también han mostrado sistemáticamente que aproximadamente 1 de cada 10 estadounidenses quiere que el aborto sea ilegal en todos los casos.

Una mayoría está a favor de que el aborto sea legal en todas o en la mayoría de las circunstancias, pero los sondeos indican que muchos también apoyan las restricciones, especialmente en las últimas etapas del embarazo.

El gobierno de Biden y otros defensores del derecho al aborto han advertido que una decisión que anule Roe también amenazaría otras decisiones del alto tribunal a favor de los derechos de los homosexuales e incluso, potencialmente, de la anticoncepción.

AP News

Agencia de noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *