Daniel Turcios
Desde la izquierda: Iván Almonte activista de Respuesta Rápida de Durham, Rosa Jerez, esposa de Daniel Turcios y Kerwin Pittman, activista social y miembro de Emancipate NC, en conferencia de prensa realizada hoy martes 18 de enero en la sede de la organización El Pueblo de Raleigh/ELNC

Carolina del Norte, Raleigh- Declaraciones de testigos e imágenes inéditas parecen demostrar que Daniel Turcios, el salvadoreño asesinado por oficiales de Raleigh frente a su familia, fue una nueva víctima de violencia policial injustificada.

Así lo indicaron miembros de la familia y allegados en una conferencia de prensa realizada esta mañana en la sede de la organización El Pueblo en Raleigh, en la que se aportaron pruebas hasta ahora desconocidas sobre el caso.

“Tenemos razones para creer, después de haber hablado con múltiples testigos, que a Daniel Turcios le dispararon varias veces cuando ya estaba desplomado en el suelo y no era una amenaza para nadie”, aseguró Kerwin Pittman, activista social y miembro de Emancipate NC, una organización que lucha por la justicia racial.

Durante la conferencia de prensa, Pittman dio a conocer imágenes inéditas tomadas desde la escena del crimen. Específicamente, mostró un fragmento de 2 segundos que había sido cortado del video del asesinato difundido en internet.

Toma de video: (Izquierda) Kerwin Pittman, activista social y miembro de Emancipate NC junto a Iván Almonte de Respuesta Rápida de Durham enseñan el video

Nuevas pruebas

En las nuevas imágenes se puede ver a un policía apuntando con su arma a Daniel Turcios, quien yacía desplomado en el suelo e indefenso tras haber recibido un primer disparo.

Si bien el nuevo fragmento no capta el momento en el que Turcios es baleado, los abogados conjeturan que las imágenes de un policía apuntando a su cuerpo desplomado permiten concluir que el salvadoreño recibió disparos cuando no constituía una amenaza para nadie.

En ese sentido, los abogados revelaron dos pruebas cruciales que complementan las imágenes registradas en video: la declaración de una testigo que confirma que Daniel Turcios fue baleado cuando yacía indefenso y un informe médico que indica que el salvadoreño recibió “múltiples disparos”.

En otras palabras, todas las pruebas parecen indicar que la policía, después de abatir a Turcios con un primer disparo, continuó disparando a pesar de que el hombre no representaba una amenaza.

Cuestionan la versión de la policía

Hasta el momento la información difundida por el Departamento de Policía de Raleigh indicaba que un grupo de agentes acudió a la I-440 tras ser convocado por un accidente automovilístico ocurrido cerca de la salida 12 hacia Brentwood Road.

Según la policía Daniel Turcios, quien había sido una de las víctimas del accidente junto a su familia, esgrimió un cuchillo frente a los oficiales y se encontraba “en estado de intoxicación”. Por ese motivo habría sido baleado tras “múltiples advertencias”.

Sin embargo, los abogados de la familia plantean un escenario diferente: Turcios no se habría encontrado en “estado de intoxicación” sino de “desorientación” producto de los golpes sufridos en el choque. 

Además, la barrera idiomática, sumada a su confusión mental, le habrían impedido comprender las órdenes de los oficiales, quienes no obstante tiraron a matar.

“Daniel Turcios estuvo en un accidente automovilístico que produjo que su camioneta volcara con su familia dentro. Un testigo que lo ayudó a salir de su vehículo dijo que Daniel quedó inconsciente por el choque. Entonces tenemos a un hombre que se despertó desorientado y confundido y que prácticamente no hablaba inglés, lo cual creó una barrera idiomática entre él y la policía de Raleigh”, detalló Pittman.

Más información

Responsabilidad policial

Dawn Blagrove, directora ejecutiva de Emancipate NC y abogada de la familia, hizo hincapié en el dato de que Daniel Turcios recibió no uno sino varios disparos a lo largo de un lapso de tiempo prolongado.

“Incluso si el primer disparo estuvo justificado, lo cual para nosotros no es cierto de ninguna forma, la demora entre el primer disparo y los siguientes debería impulsar una investigación no sólo de asuntos internos sino una pesquisa criminal”, afirmó la abogada.

En caso de confirmarse la versión de la familia, el lapso de tiempo transcurrido entre los numerosos disparos demostraría que Daniel Turcios fue baleado sin ningún tipo de justificación, ya que después de recibir el primer impacto no constituía una amenaza.

Por ese motivo, Blagrove planteó que la muerte de Turcios “era evitable” y que “la policía debe hacerse responsable”.

Además, formuló una serie de preguntas que aún no han sido respondidas por las autoridades: “¿Cuánto tiempo se lo dejó a Daniel tirado al costado de la carretera muriéndose sin atención médica? ¿Alguno de los oficiales presentes tuvo en cuenta que Daniel había sufrido un gravísimo golpe en la cabeza durante el accidente que lo dejó inconsciente?”

El dolor de la familia

Visiblemente conmocionada por la pérdida de su marido, la esposa de Daniel Turcios, Rosa Jerez, brindó un corto pero emotivo discurso en el que denunció la brutalidad del accionar de la policía de Raleigh.

“Pido justicia para mi esposo. Lo asesinaron delante de mis hijos y delante de mí. Él no les hizo nada. Yo les decía que lo dejaran, que no les estaba haciendo nada y que mi esposo no entendía lo que le decían. Mis hijos gritaban pidiendo que no lo mataran. Lo asesinaron como a un perro. No les importó nada”, dijo Rosa antes de quebrarse.

La familia lanzó una colecta en la página GoFundMe para costear los gastos del traslado del cuerpo de Daniel a El Salvador, de donde era oriundo. 

Se espera que el Departamento de Policía de Raleigh entregue un reporte oficial sobre los hechos mañana el 19 de enero.

Nicolás Baintrub es periodista argentino y hace parte del equipo de Enlace Latino NC. Cree en el periodismo como vehículo para contar buenas historias con compromiso social, rigor en la investigación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.