reforma migratoria en el paquete de reconciliación

Carolina del Norte, Raleigh- La oficina de la ‘parlamentaria’ del Congreso rechazó este domingo 19 de septiembre, una solicitud de los demócratas de incluir en el paquete presupuestario la legalización de millones de inmigrantes indocumentados en el debate sobre el presupuesto 2022.

En la decisión entregada al Congreso la abogada Elizabeth MacDonough señaló que la recomendación de incluir una vía hacia la residencia legal permanente (LPR) de dreamers, titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS), trabajadores agrícolas y trabajadores esenciales “supera con creces el impacto presupuestario que se le atribuye y no es apropiada para su inclusión en la reconciliación”. Fue lo que escribió en el fallo obtenido por varios medios de comunicación nacionales.

Uno de los puntos críticos señalado por los detractores del plan se centra en que la legalización de indocumentados aumentará el gasto de programas federales; tales como estampillas de comida, créditos tributarios por niños y programas de seguros médicos, entre otros.

Fuentes demócratas dijeron que la decisión de no incluir la residencia permanente en el paquete de reconciliación no detendrá los planes de alcanzar una vía hacia la ciudadanía para los indocumentados, pero que ahora el camino será “más largo”.

MacDonough, en su orientación, calificó el plan demócrata “por cualquier estándar una amplia y nueva política de inmigración”.

¿Qué propusieron?

Los demócratas lanzaron a MacDonough a principios de este mes su plan para utilizar el proyecto de ley de gastos de 3,5 billones de dólares para proporcionar un camino a la ciudadanía a 8 millones de inmigrantes para cuatro grupos: soñadores, titulares de estatus de protección temporal (TPS), trabajadores agrícolas y trabajadores esenciales.

Pero debido a que los demócratas están utilizando la reconciliación para aprobar el proyecto de ley de gastos sin el apoyo del Partido Republicano, hay requisitos estrictos para lo que se puede incluir. Uno de los requisitos es que cualquier disposición en el proyecto de ley tiene que afectar al gasto o a los ingresos del gobierno federal; y que el impacto no puede ser “meramente incidental” a las intenciones no presupuestarias.

Los líderes demócratas habían dicho previamente que podrían tratar de influir en MacDonough hasta que el proyecto de ley de gastos de 3,5 billones de dólares esté en el pleno del Senado, pero no se pronunciaron inmediatamente sobre el fallo el domingo por la noche. Estimaron que su plan aumentaría el déficit presupuestario en 139,000 millones de dólares en un periodo de 10 años, según las primeras estimaciones de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO).

Si no logran convencer a MacDonough, tendrán que dejar el lenguaje de la inmigración fuera del proyecto de ley de gastos o reunir los 60 votos necesarios para mantenerlo. Dado que los republicanos se oponen a utilizar el paquete de gastos para aprobar la reforma migratoria, esto es poco probable.

No todo está perdido. Preparan nueva propuesta

Pero no todo está muerto, según un twitter del senador Dick Durbin publicado esta noche los “demócratas en el Senado tiene preparado una propuesta alternativa para consideración de la parlamentaria en los próximos días”.

Durbin, Senador de Ilinois también manifestó su desacuerdo con la determinación de la Parlamentaria.

Por su parte, el senador de New York Chuck Schumer dijo: “estamos profundamente decepcionados por esta decisión, pero la lucha para proporcionar un estatus legal a los inmigrantes en la reconciliación presupuestaria continúa”. Y reafirmó: “los demócratas del Senado han preparado propuestas alternativas y mantendrán reuniones adicionales con el parlamentario del Senado en los próximos días”.

¿De qué se trataría en Plan B?

La nueva propuesta que mencionan los senadores, probablemente se trata de lo que adelantó hace unas semanas Enlace Latino NC . La otra estrategia consistiría en hacer una enmienda a la ley de inmigración firmada por el presidente Ronald Reagan en 1986.

Según está estipulado en la ley actual, algunos inmigrantes indocumentados pueden obtener su residencia permanente a través del registro. Acorde con el USCIS, el registro es una sección de la ley de inmigración que permite a ciertas personas que han estado presentes en los Estados Unidos desde el 1 de enero de 1972, la posibilidad de solicitar la residencia permanente, incluso si actualmente se encuentran en los Estados Unidos ilegalmente.

Este proceso también involucra a la parlamentaria del Senado; su tarea sería definir si la enmienda cambia el espíritu de la ley. Y, también decidir si se puede hacer con el voto simple, 50 más 1, o se necesitan los 60 votos para ser aprobada.

Que sigan adelante piden organizaciones

Por su parte Greisa Martínez Rosas, directora ejecutiva de United We Dream, un grupo que lucha por los derechos de los soñadores indicó que la recomendación de la parlamentaria “es sólo eso: una recomendación”, tuiteó Martínez Rosas.

“Los demócratas aún pueden entregar la ciudadanía este año. Es hora de que se pongan del lado de millones de inmigrantes. De nuestros amigos y de nuestras comunidades. Esto no ha terminado. Necesitamos la ciudadanía ESTE AÑO”.

Comunicadora social-periodista colombiana. Emprendedora y cofundadora de Enlace Latino NC donde es la directora ejecutiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *