Numerosos vehículos policiales y múltiples ambulancias llegaron al vecindario de Hedingham desde el final de la tarde, y los oficiales permanecieron en el lugar durante horas/EFE

Carolina del Norte, Raleigh- Cinco personas murieron a manos de un hombre que este jueves abrió fuego a lo largo de un sendero en Raleigh, y eludió a los agentes durante horas antes de ser acorralado en una casa y detenido, dijo la policía.

Un agente de policía fuera de servicio fue uno de los muertos por el atacante, al que la policía solo describió como un varón blanco y menor de edad. Fue arrestado alrededor de las 9:37 pm, dijeron las autoridades. Su identidad y edad no fueron reveladas.

El tiroteo se produjo alrededor de las 5:00 de la tarde a lo largo del Neuse River Greenway en una zona residencial al noreste del centro de la ciudad, dijo la alcaldesa de Raleigh, Mary-Ann Baldwin. Agentes de numerosos cuerpos de seguridad se desplazaron por la zona, cerrando carreteras y advirtiendo a los residentes que permanecieran en el interior mientras buscaban al tirador.

Numerosos vehículos policiales y múltiples ambulancias llegaron al vecindario de Hedingham desde el final de la tarde, y los oficiales permanecieron en el lugar durante horas.

Dos personas, entre ellas otro agente de policía, fueron trasladadas a hospitales. El agente fue dado de alta más tarde, pero el otro superviviente sigue en estado crítico.

El ataque justo el mismo día cuando un jurado salvo de la pena de muerte a Nikolas Cruz, el autor de un tiroteo en una escuela secundaria de Parkland, Florida, en 2018, en el que murieron 17 personas, y decidió enviarlo a prisión por el resto de su vida, una sentencia que ha generado enojo y malestar entre los familiares de las víctimas.

Vecinos de Raleigh vieron al atacante: llevaba un rifle y vestía ropa de camuflaje

«Lo vi pasar frente a mi casa, en el jardín. Tenía un rifle de caza de cañón largo y estaba vestido de camuflaje», dijo a la cadena local WRAL un testigo que no quiso dar su apellido y se identificó como Robert.

Las autoridades no ofrecieron detalles sobre el motivo del ataque.

Aparentemente el atacante fue trasladado en una ambulancia a un hospital, bajo una fuerte custodia policial, pero hasta ahora no se sabe si resultó herido.

«Esta noche, el terror ha llegado a nuestra puerta. La pesadilla de toda comunidad ha llegado a Raleigh. Este es un acto de violencia horrible y exasperante sin sentido que se ha cometido», declaró el gobernador Roy Cooper a los periodistas.

«Debemos detener esta violencia sin sentido en Estados Unidos, debemos abordar la violencia con armas de fuego», dijo la alcaldesa de Raleigh. «Tenemos mucho que hacer, y esta noche tenemos mucho que lamentar».

El tiroteo de Raleigh fue el último de una semana violenta en todo el país. Cinco personas murieron el domingo en un tiroteo en una casa de Inman (Carolina del Sur).

El miércoles por la noche, dos agentes de policía recibieron un disparo mortal en Connecticut, después de que aparentemente se vieran arrastrados a una emboscada por una llamada de emergencia sobre posible violencia doméstica. Esta semana han sido tiroteados agentes de policía en Greenville (Misisipi), Decatur (Illinois), Filadelfia, Las Vegas y el centro de Florida. Dos de esos agentes, uno en Greenville y otro en Las Vegas, resultaron muertos.

El ataque registrado este jueves fue el vigésimo quinto asesinato en masa en 2022 en el que las víctimas recibieron disparos mortales, según la base de datos de asesinatos en masa de The Associated Press/USA TODAY/Northeastern University. Un asesinato en masa se define cuando cuatro o más personas son asesinadas excluyendo al autor.

Testimonios de los vecinos

Brooke Medina conducía a su casa alrededor de las 5:15 pm cuando vio unas dos docenas de coches de policía dirigirse hacia su vecindario cuando salió de la carretera. Luego vio ambulancias a toda velocidad en la otra dirección, hacia el hospital más cercano.

Según dijo a la agencia AP, ella y su esposo comenzaron a comunicarse con los vecinos y se dieron cuenta de que había una orden de refugio en el lugar.

La familia cerró todas las persianas de las ventanas, cerró las puertas y se congregó en un pasillo de arriba, afirmó Medina. La familia escuchó el escáner de la policía y miró las noticias locales antes de volver a bajar una vez que el peligro parecía haberse alejado de su casa.

“Vamos a agacharnos por el resto de la noche y estar muy atentos. Mantenga todas nuestras luces encendidas, las puertas cerradas”, dijo.

Ella describió a Hedingham como un vecindario extenso, denso y arbolado que está lleno de casas unifamiliares, dúplex y casas adosadas que tienen precios más moderados en comparación con otras partes del área de Raleigh.

Comunicadora social-periodista colombiana. Emprendedora y cofundadora de Enlace Latino NC donde es la directora ejecutiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *