imagen de trump.
Imagen: EFE

Palm Beach, Fla. (AP) – El expresidente Donald Trump dijo el martes que montará una tercera campaña en la Casa Blanca, lanzando un comienzo temprano para la contienda de 2024.

El anuncio se produce solo una semana después de una decepcionante actuación de mitad de período para los republicanos y obligará al partido a decidir si acepta a un candidato cuya negativa a aceptar la derrota en 2020 provocó una insurrección y llevó la democracia estadounidense al borde del abismo.

“Para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande y glorioso, esta noche anuncio mi candidatura a la presidencia de los Estados Unidos”. Fue lo que dijo Trump a una audiencia de varios cientos de simpatizantes, miembros del club y prensa reunida en un salón de baile con candelabros en su Mar-a- Lago.

Trump, «Make America Great Again»

Trump, estuvo flanqueado por más de 30 banderas estadounidenses y pancartas con su lema «Make America Great Again».

“Me postulo porque creo que el mundo aún no ha visto la verdadera gloria de lo que puede ser esta nación”.

“Volveremos a poner a Estados Unidos primero”, agregó.

Otra campaña es un giro notable para cualquier expresidente, mucho menos para uno que hizo historia como el primero en ser destituido dos veces.

Su mandato terminó con sus partidarios asaltando violentamente el Capitolio. Fue un intento mortal por detener la transición pacífica del poder el 6 de enero de 2021.

Te puede interesar: Trump es absuelto en el juicio político por el asalto al capitolio

Tiempo de vulnerabilidad política

Trump ingresa a la carrera en un momento de vulnerabilidad política.

Esperaba lanzar su campaña a raíz de las contundentes victorias de mitad de período del Partido Republicano, impulsadas por los candidatos que elevó durante las primarias de este año.

En cambio, muchos de esos candidatos perdieron. Ello permitió a los demócratas conservar el Senado y dejar al Partido Republicano con un camino hacia solo una mayoría mínima en la Cámara.

Lejos de ser el líder indiscutible del partido, Trump ahora enfrenta críticas de algunos de sus propios aliados.

Estos, dicen que es hora de que los republicanos miren hacia el futuro, con el gobernador de Florida, Ron DeSantis, emergiendo como uno de los primeros candidatos favoritos a la Casa Blanca.

Primarias republicanas competitivas

El expresidente sigue siendo popular entre la base republicana.

Pero otros republicanos, incluido el exvicepresidente Mike Pence, están dando pasos cada vez más públicos hacia sus propias campañas, lo que aumenta la posibilidad de que Trump tenga que navegar por unas primarias republicanas competitivas.

Está lanzando su candidatura en medio de una serie de investigaciones criminales cada vez mayores, incluidas varias que podrían conducir a acusaciones.

Incluyen la investigación de docenas de documentos con marcas clasificadas que fueron incautados por el FBI en Mar-a-Lago. También investigaciones estatales y federales en curso sobre sus esfuerzos para anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

AP News

Agencia de noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *