Trata laboral en agricultura, visa H-2A
Polaris ha desarrollado una guía para que trabajadores agrícolas, con y sin visa H-2A, puedan conocer sus derechos e incluso identificar los riesgos de la trata más propios de su actividad.

Carolina del Norte, Raleigh- Durante los últimos 5 años la Línea Nacional contra la Trata de Personas reportó casi 5,000 potenciales víctimas de trata laboral en agricultura, lo que convierte al trabajo agrícola en la industria que registra más denuncias de este tipo en los Estados Unidos.

Así lo confirmó a Enlace Latino NC Diana Fimbres, gerente del programa contra la trata laboral de Polaris, una organización sin fines de lucro que trabaja asistiendo a víctimas y sobrevivientes de este delito.

La Línea contra la Trata, aclara Fimbres, tiene como principal objetivo brindar ayuda a quienes llaman. La obtención de datos, en tanto, es secundaria. Por ese motivo las cifras no pueden ser tomadas como un reflejo de la prevalencia de este delito, aunque sí brindan una idea de ciertos patrones y tendencias sobre cómo opera la trata laboral en agricultura.

En ese sentido, las denuncias parecen indicar que la agricultura no es sólo la industria número uno en potenciales víctimas de trata laboral, sino que además afecta desproporcionadamente a trabajadores migrantes latinos.

¿Quiénes son las víctimas de la trata laboral en agricultura?

Si bien la trata laboral es transversal a diferentes razas, géneros y condiciones sociales, lo cierto es que los datos recabados por Polaris entre 2015 y 2018 evidencian que los latinos son un grupo especialmente vulnerable a la trata en el trabajo agrícola.

Del total de 2,678 víctimas de trata en agricultura registradas por la línea entre 2015 y 2018, la mitad provenía de países de América Latina y el Caribe. Sin embargo, como aclara Rafael Flores, gerente de comunicación de Polaris, la Línea Nacional contra la Trata de Personas no pregunta de manera prioritaria la nacionalidad de los consultantes, con lo cual la tasa de latinos afectados podría ser aún mayor.

Además, los casos reportados evidencian que muchos de los latinos afectados por este delito no eran personas indocumentadas, sino que tenían estatus migratorio legal y permiso de trabajo en Estados Unidos. De hecho, la línea registró una mayoría de personas con visas H-2A, el programa que permite a trabajadores rurales migrantes ser contratados de manera temporal en establecimientos agrícolas de los Estados Unidos. 

trabajó-agrícola
Trata laboral en el programa H-2A

Uno de los motivos que explican la alta representatividad de trabajadores H-2A en las denuncias de trata, argumentan los especialistas, podría ser que realizan más llamados a la línea porque cuentan con más acceso a este recurso dado que reciben información antes de viajar a los Estados Unidos. 

De todas formas, Lilian López, especialista de Polaris en iniciativas estratégicas contra la trata laboral, remarca que las características del programa H-2A “profundizan muchísimas de las vulnerabilidades que ya tienen los trabajadores agrícolas”.

“Se tiene la idea de que quienes viajan con una visa de trabajo tienen protecciones adicionales. También que es menos posible que caigan en situaciones de abuso o trata. Sin embargo, en la realidad ocurre todo lo contrario”, sostiene López.

En efecto, La Línea Nacional contra la Trata de Personas ha respondido el llamado de más de 3,300 trabajadores H-2A con indicadores de trata. 

Para López, el principal componente de la trata laboral en el marco del programa H-2A es la presencia de los reclutadores. Se trata de los intermediarios a través de los cuales los trabajadores acceden a los empleos.

Dependencia de reclutadores

“Lamentablemente no hay ninguna forma en la que los trabajadores puedan gestionar sus oportunidades de empleo directamente con el empleador. Entonces casi siempre dependen de estos reclutadores. Los reclutadores en México no están bien regulados. Hay una falta de vigilancia. Operan en la opacidad y tienen muchísima libertad para imponer los requisitos que ellos quieren, incluyendo el cobro de cuotas ilegales”.

Otras maniobras que describe López durante el proceso de reclutamiento, aparte del cobro de cuotas ilegales, son la confiscación de documentos. También está presente la solicitud de favores sexuales. 

No obstante, luego del reclutamiento, una vez que las personas llegan a su lugar de trabajo, las prácticas ilegales propias de la trata laboral en agricultura no sólo no se detienen, sino que en ocasiones se profundizan.

“Los empleadores hacen uso de prácticas ilegales para obligar a las personas a mantenerse en el trabajo. A veces los trabajadores no pueden renunciar por las deudas que contrajeron durante el proceso. Y en ocasiones también hay retención de pagos, amenazas de deportación, violaciones al salario mínimo, exposición a pesticidas y olas de calor. También situaciones de peligro físico y falta de provisión de instrumentos de seguridad”, continúa López. 

Como señala Rafael Flores, esta clase de vivencia reúne los tres elementos que constituyen el núcleo de la trata laboral: el uso de fraude, fuerza o coerción con el fin de explotar a la persona.

Guía esencial para trabajadores agrícolas

En ese contexto, teniendo en cuenta que la agricultura es la industria que registra más denuncias de trata laboral, Polaris ha desarrollado una guía para que trabajadores agrícolas, con y sin visa H-2A, puedan conocer sus derechos e incluso identificar los riesgos de la trata más propios de su actividad.

“La guía es una herramienta para ayudar a que las personas conozcan sus derechos. También para generar conciencia sobre los abusos que pueden enfrentar en su lugar de empleo”, afirmó López.

Actualmente, la guía está siendo distribuida tanto en México como en Estados Unidos.

“Es importante que los y las trabajadores cuenten con información antes de emprender su viaje. Una vez que llegan a los campos es mas difícil informarse”, dijo López. 

“El esfuerzo no es solo dar la información. Sino provocar en las y los trabajadores la idea de que su trabajo vale y que tienen ciertos derechos que deben ser respetados. Que se asuman como sujetos de derecho y que eventualmente puedan tomar acciones para defenderse”. 

La iniciativa resulta especialmente importante dado que la trata laboral es un delito tan naturalizado que muchas de las víctimas ni siquiera saben que lo son.

“El desafío no es sólo explicarles a las personas que pueden ser potenciales víctimas de trata, sino también que sus derechos como seres humanos y como trabajadores están siendo violentados”.

En ese sentido, conocer los derechos laborales e identificar una posible situación de trata pueden ser los primeros pasos para entablar una denuncia y pedir ayuda. 

¿Cómo identificar la trata laboral en agricultura?

Tal como explica la guía para trabajadores agrícolas de Polaris, “el uso de la fuerza, el fraude, o cualquier forma de coerción, para mantener a una persona en un trabajo abusivo, puede indicar una situación de trata laboral”.

Algunas de las señales de alarma que menciona la guía sobre posibles casos de trata son las siguientes:

  • Amenazas o intimidaciones para evitar que las personas dejen sus lugares de trabajo
  • Uso y manipulación de deudas para obligar a la persona a continuar trabajando
  • Reglas y controles para que sea más difícil dejar una situación, quejarse o buscar ayuda
  • Engaños, mentiras y falsas promesas sobre las condiciones laborales
  • Cobro de cuotas de reclutamiento
¿Adónde puedes comunicarte si crees que estás siendo víctima de trata? 

Si estás en peligro o en una situación de riesgo inminente, llama al 911.

Además, puedes comunicarte con la Línea Nacional contra la Trata de Personas llamando al 1 888 373 7888 o enviando un mensaje “Ayuda” al 233733. También puedes chatear en línea en humantraffickinghotline.org.

En todos los casos recibirás ayuda de manera gratuita y en español. La ayuda es de manera totalmente confidencial, sin importar tu estatus migratorio. Se ofrece las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.