Senadores demócratas

 

Carolina del Norte, Raleigh. –Los senadores estatales demócratas lograron sostener el veto del gobernador demócrata, Roy Cooper, al proyecto de ley SB 37.

De este modo, los distritos escolares decidirán en qué momento reanudan las clases presenciales en el estado.

Cooper y los senadores demócratas ganaron su primer pulso político frente a la mayoría republicana que controla la Asamblea General.

Republicanos sin los votos suficientes

Los senadores republicanos intentaron anular el veto del gobernador Cooper. Sin embargo, no lograron obtener las tres quintas partes requeridas. El resultado fue de 29-20.

A pesar de que los líderes republicanos anunciaron de que contarían con el apoyo de al menos tres senadores demócratas, el procedimiento no prosperó. Veinte de los 21 senadores demócratas presentes defendieron la decisión de Cooper.

Solamente el senador demócrata Kirk Deviere se sumó al bloque republicano, mientras que el senador Ben Clark estuvo ausente.

 

«El precio de la victoria»

La senadora republicana Deanna Ballard (Watauga), cuestionó a los legisladores demócratas que votaron a favor del proyecto.

«Cientos de miles de estudiantes con dificultades y padres desesperados están pagando el precio por la victoria política del gobernador Cooper».

Ballard, además es presidenta del Comité de Educación del Senado y promotora de la SB 37.

Enfoque cuidadoso

Por su parte Dan Blue, líder demócrata del Senado, dijo que Carolina del Norte está en una “mejor posición” en comparación con otros estados.

«Esto es como resultado de un enfoque cuidadoso para reabrir nuestro estado y hacer que la vida vuelva a la normalidad”.

Blue mencionó que «queremos adoptar el mismo enfoque cuidadoso de hacer que los niños regresen al aula».

Diferencias

Tanto los miembros de la Asamblea General, representantes y senadores estatales, como el gobernador Roy Cooper, se han manifestado a favor de restablecer las clases presenciales.

Pero difieren sobre las condiciones para hacerlo.

Cooper aboga por un plan que garantice la vigilancia e implementación estricta de las pautas de protección de salud y seguridad indicadas por Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte.

 

Además, Cooper es del criterio de que las decisiones específicas de reapertura de escuelas y colegios deben ser tomadas por los distritos escolares locales.

En su defecto, cualquier legislación debe respetar su independencia y capacidad para tomar decisiones.

Esto incluye el cierre temporal de los centros educativos en caso de ser necesario.

Propuesta de clases presenciales

El proyecto SB37, “Opción de aprendizaje en persona para las familias”, ordenaba reanudar las clases presenciales para estudiantes de kínder hasta el grado 12 en todos los centros educativos de Carolina del Norte.

Los distritos escolares tendrían que ofrecer a los estudiantes con necesidades especiales una opción de enseña presencial a tiempo completo, conocida como Plan A.

Además, una modalidad mixta con clases presenciales y virtuales, Plan A o Plan B, a toda la población.

Doce meses de crisis sanitaria

En marzo de 2020, las escuelas públicas estatales suspendieron las clases presenciales como medida sanitaria ante la crisis provocada por la propagación del Covid-19.

Desde entonces, la mayoría de los estudiantes reciben lecciones de forma remota.

Aunque los distritos escolares fueron autorizados para reabrir el otoño pasado y comenzaron a ofrecer modelos mixtos, alternando las clases en línea con la instrucción personal.

Todo en un mes

El proyecto SB 37 inició su proceso legislativo hace un mes, el 1 de febrero.

Fue aprobado el 4 de febrero por el Senado (29-16) y ratificada por la Cámara de Representantes el 11 de febrero (74-44).

Mario A. Rodríguez

Periodista Político en Enlace Latino NC. Productor ejecutivo y asesor en comunicación política, con más de quince años de trayectoria profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *