Menores transgénero en Carolina del Norte

 

Carolina del Norte, Raleigh. – Senadores estatales republicanos proponen prohibir la asistencia técnica y médica profesional en Carolina del Norte a las personas transgénero menores de 21 años que buscan tratamientos clínicos u hormonales.

El proyecto SB 514, denominado “Ley de protección de la salud de los jóvenes”, prohíbe cualquier procedimiento para “facilitar el deseo del menor de presentarse o aparecer en un manera que es inconsistente con su sexo” al momento de nacer.

El texto define sexo como “el estado biológico del comienzo femenino o masculino, según los órganos sexuales, los cromosomas y los perfiles de hormonas endógenas”.

Prohibiciones

La iniciativa -presentada el 5 de abril- prohíbe de forma expresa los siguientes tratamientos o intervenciones quirúrgicas:

  1. Realizar cirugías que esterilizan
  2. Realizar mastectomías
  3. Administrar o suministrar cualquiera de los medicamentos que inducen infertilidad transitoria o permanente
  4. Eliminar cualquier parte o tejido del cuerpo “sano o no enfermo”.

En caso de aprobarse la propuesta republicana, cualquiera de las practicas anteriores sería ilegal en Carolina del Norte.

Al menos, si los procedimientos involucran a personas menores de 21 años.

Asimismo, prohíbe el uso de fondos estatales para:

  1. El desempeño o el fomento de procedimientos de transición de género.
  2. Para apoyar la administración de cualquier plan de salud gubernamental o póliza de seguro ofrecida por el gobierno que ofrezca procedimientos de transición de género.

Prácticas ilegales y sanciones

Para garantizar que no se realicen procedimientos ni cirugías en personas transgénero menores de edad, los proponentes plantean sanciones contra los trabajadores y profesionales del área de salud responsables.

Un médico que participe en cualquiera de los procedimientos o prácticas calificadas como “ilegales”, serían sancionados por “conducta no profesional” . Además, estarían sujetos a la revocación de su permiso o licencia.

Además, el proyecto establece una multa civil de $1,000 por incidente, con remesas al Fondo de Confiscación Civil y Penal.

Excluye las decisiones médicas de “buena fe” de los padres o tutores de un menor nacido con un trastorno genético del desarrollo sexual médicamente verificable.

Prohibiciones adicionales

El proyecto de ley plantea otro tipo de prohibiciones. Dichas prohibiciones alcanzarían a los proveedores de servicios o atención médica y a las entidades públicas, estatales o locales en Carolina del Norte.

Por ejemplo, los proveedores de atención médica que reciben fondos estatales no podrán ofrecer o proporcionar servicios que constituyan “la realización o preparación para un procedimiento de transición de género a un menor”.

Terapia de conversión

El SB 514 crea un marco legal de protección para la práctica de las denominadas “terapias de conversión” en el estado. Dichas terapias han sido calificadas por los movimientos de derechos humanos como una “práctica anti-LGBTQ”.

Las entidades estatales, los gobiernos locales y cualquier organización con autoridad para “autorizar o disciplinar a los miembros de una profesión”, dice el proyecto, no podrán prohibir, sancionar o tomar acciones contra los profesionales que ofrezcan terapia “consistente con la conciencia o creencia religiosa”.

La iniciativa contrasta con los proyectos demócratas HB 452 y SB 392, titulados “Ley de Protección de la Salud Mental”, que prohíben la “terapia de conversión” y promueven una discusión sobre derechos civiles y humanos en el estado.

¿Qué son las terapias de conversión?

Prácticas o tratamientos que buscan cambiar la orientación sexual o la identidad de género de un individuo.

Eso incluye esfuerzos para cambiar comportamientos y expresiones de género o eliminar o reducir las atracciones sexuales hacia individuos del mismo género.

El proyecto permite explícitamente a los padres, tutores o custodios de un menor de edad “retener el consentimiento para cualquier tratamiento, actividad o servicios de atención de salud mental que estén diseñados y destinados a formar las concepciones de sexo y género de sus hijos o para tratar la disforia de género o la inconformidad de género, sin infracción del gobierno”.

Además, la iniciativa evita que las subdivisiones políticas del Estado promulguen, adopten, mantengan o hagan cumplir cualquier orden, ordenanza, regla, regulación, política o medida similar que prohíba, restrinja, limite, controle o dirija, o de otra manera interfiera con la conducta y el juicio de un profesional de la salud mental o un consejero realizado en el curso del tratamiento”.

Un estado que discrimina

El proyecto de ley SB 514 forma parte de la agenda conservadora del partido Republicano, que está impulsando proyectos similares en todo el país, en las legislaturas locales, después de las elecciones 2020.

El 20 de enero anterior, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva para prevenir y combatir la discriminación por motivos de identidad de género u orientación sexual. Los republicanos han respondido con legislación conservadora.

Por su parte, los representantes y senadores estatales demócratas denunciaron que Carolina del Norte es uno de los estados más discriminatorios de los Estados Unidos.

Especialmente, contra las personas transgénero.

El SB 514 fue introducido con la firma de siete senadores republicanos, liderados por Ralph Hise (Madison), Warren Daniel (Avery) y Norman Sanderson (Carteret).

El expediente fue referido al comité de Reglas y Operaciones del senado estatal.

[mks_pullquote align=“center” width=“700″ size=»17″ bg_color=»#e8b800″ txt_color=»#000000″]Tal vez te pueda interesar:más de 60 agencias del orden en Carolina del Norte habrían utilizado sistema de reconocimiento facial  [/mks_pullquote]

Mario A. Rodríguez

Periodista Político en Enlace Latino NC. Productor ejecutivo y asesor en comunicación política, con más de quince años de trayectoria profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.