Cape-Fear-contaminación-agua
Cortesía

Carolina del Norte, Charlotte – Defensores del medio ambiente han solicitado al gobierno federal tomar medidas contra la contaminación que ha afectado por años a las comunidades que viven a lo largo de la cuenca del Río Cape Fear, y que hoy enfrentan diversos problemas de salud.

Organizaciones comunitarias como “Toxic Free NC”, enviaron una carta a Michael Regan, administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), solicitando su garantía de que se comprometerá a proteger a las comunidades afectadas por los contaminantes:

  • Sustancias Per y Polifluoroalquilo (PFAS, por sus siglas en inglés) y responsabilizar a las compañías contaminadoras.

Efectos graves en la salud de niños y adultos

Durante la presentación de la Hoja de Ruta de contaminación del río por parte de EPA en Raleigh, el 18 de octubre, Reagan reconoció las “décadas de devastación sin control”.

Además, resaltó el trabajo de un profesor de ingeniería de Carolina del Norte y sus estudiantes; el grupo estuvo tomando muestras del agua del río a unas 50 millas de distancia de la capital.

“Descubrieron la presencia de un compuesto llamado GenX, un contaminante que se ha relacionado con una variedad de efectos en la salud. Entre esos impactos a la salud se incluyen problemas de tiroides e hígado; también están la disminución del peso al nacer de los bebés e incluso ciertos tipos de cánceres”, señaló el funcionario.

Reagan dijo, que el Río Cape Fear no solo es un tesoro del estado, sino que proporciona agua potable a 1,5 millones de personas; de las cuales muchas son personas de color o de bajos ingresos.

Compañía lleva décadas contaminando el medio ambiente

La responsabilidad de la contaminación se atribuye a “Chemours”, una compañía productora de químicos radicada en Fayetteville. Chemours ha estado contaminando el aire y agua con productos químicos denominados “para siempre”, desde 1970.

Los grupos y organizaciones abogan para que EPA ordene a Chemours, bajo la Ley de Control de Sustancias Tóxicas (TSCA), que financie una investigación exhaustiva para determinar los impactos en la salud de años de contaminación ambiental en la cuenca del río.

Origen de la contaminación

El Cape Fear recorre varios condados del este del estado, desde Guilford, pero su contaminación se origina Fayetteville en el condado Cumberland, atraviesa el condado Bladen, bordea el extremo norte del condado New Hanover y desemboca en la ciudad costera de Wilmington.

«Las comunidades de Carolina del Norte merecen comprender los impactos en la salud de décadas de exposición a la contaminación ‘química para siempre’ por parte de Chemours», dijo Alexis Luckey, directora ejecutiva de Toxic Free NC.

«Al conceder nuestra petición, la EPA puede demostrar la fuerza de su compromiso, y de responsabilizar a los contaminadores y recopilar los datos que necesitamos para proteger nuestra salud», agregó.

El Cape Fear recorre varios condados del este del estado

Comunidad latina una de las más expuestas

De acuerdo con Connor Kippe, defensor de políticas de Toxic Free NC, es desproporcionadamente probable que la comunidad latina en Carolina del Norte viva en áreas que bordean la cuenca del río Cape Fear y que históricamente han reportado valores más altos de PFAS.

“Además, los latinos en general, pero a menudo específicamente, los niños latinos, también enfrentan una exposición desproporcionada a otras sustancias químicas; lo que significa que esto está creando un impacto acumulativo aún mayor en la comunidad”, reiteró Kippe a Enlace Latino NC.

Contaminación en el agua de Cape Fear

Connor explicó, que la exposición más directa a los contaminantes por parte de la gente, ha sido por medio del agua.

“Tanto el agua potable como el agua de baño serían formas en las que las personas pueden exponerse. El agua potable es la forma más directa en que las personas se ven afectadas”, indicó el activista.

Connor dijo, que además de la contaminación relacionada con la petición a EPA, también existen exposiciones adicionales a través de una variedad de productos como ropa, envases de alimentos y otros.

Qué está haciendo el gobierno

Reagan dijo, se revocó el permiso de descargue de Chemours. Siguiendo la ciencia y la ley, se emitió una orden de consentimiento con medidas audaces para responsabilizar a Chemours.

“Esa orden de consentimiento resultó en la multa más grande contra un contaminador corporativo en la historia de Carolina del Norte», señaló el funcionario.

«Más importante aún, requería que Chemours pague y ejecute un plan de limpieza y protección de las fuentes públicas de agua potable para las personas en el Río Cape Fear”, mencionó.

El gobierno estatal también ha tomado medidas. Elizabeth Biser, secretaria del Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte, emitió una multa de $300,000 a Chemours por no cumplir con su obligación para con la gente de este estado.

“Este es el tipo de responsabilidad que queremos ver en todo el país y que trabajaremos con los estados para lograrlo”, recalcó Reagan.

Periodista multimedia de origen colombiano, con más de 14 años de experiencia en medios de comunicación escritos en Carolina del Norte. Su trabajo periodístico ha sido reconocido con 16 Premios José...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.