Enrique Román Martínez
Enrique Román Martínez

Carolina del Norte, Fort Bragg (AP) –Siete soldados de Carolina del Norte que estaban acampando con un paracaidista de Fort Bragg cuyos restos parciales se encontraron en la costa en 2020 se enfrentan a un consejo de guerra por conspiración y otros cargos.

Ocho soldados asignados al 37º Batallón de Ingenieros de la 2ª Brigada de Combate de la 82ª División Aerotransportada estaban acampando en la costa nacional de Cape Lookout cuando se denunció la desaparición del soldado Enrique Roman-Martinez en mayo de 2020.

Cuerpo no recuperado

La cabeza cortada de Román-Martínez apareció seis días después. Su cuerpo nunca fue recuperado.

La muerte del soldado latino está catalogada como homicidio. Nadie fue acusado de su muerte.

Los expedientes judiciales indican que siete soldados que fueron los últimos en ver a Roman-Martínez con vida están acusados de conspiración. También de no obedecer una orden o reglamento directo relacionado con los viajes durante la prohibición de viajar, informó The Fayetteville Observer.

Cargos no relacionados con la muerte de Román-Martínez

Varios de ellos se enfrentan a otros cargos como consumo de LSD, desobediencia a un superior o declaraciones falsas.

Las autoridades han dicho que los cargos no están relacionados con la muerte de Román-Martínez.

Los siete fueron procesados y sus juicios están programados entre mayo y septiembre.

Una portavoz de la División de Investigación Criminal del Ejército ha dicho que el caso de Román-Martínez sigue abierto. Pero que fue trasladado al «estado de caso frío».

AP News

Agencia de noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.