Procedimientos ginecológicos indebidos
Senador Jon Ossof, de Georgia/EFE

Washington, (EFE) – Migrantes indocumentadas recluidas en un centro de detención en Georgia fueron sometidas a procedimientos ginecológicos excesivos o innecesarios, confirmó hoy un subcomité investigador del Senado.

La investigación, encabezada por el presidente del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, el demócrata Jon Ossof, de Georgia, y el republicano de más jerarquía en el panel, Ron Johnson, de Wisconsin, siguió a las denuncias hechas en septiembre de 2020 por Dawn Wooten, quien trabajó como enfermera en ese centro.

Le puede interesar:

Procedimientos ginecológicos indebidos, conclusiones

El Subcomité presentará hoy formalmente en una audiencia las conclusiones de su pesquisa de 18 meses sobre las condiciones en el Centro de Detención del Servicio de Control de Imigración y Aduanas (ICE), en Ocilla, condado de Irwin en Georgia.

Los investigadores, que revisaron decenas de miles de páginas de registros médicos y otros documentos, determinaron que las migrantes fueron sometidas a ultrasonidos transvaginales, inyecciones de anticonceptivos y procedimientos de dilatación y curetaje (legrado) innecesarios.

El informe da cuenta de repetidas omisiones por parte de los funcionarios del centro de detención en la obtención del consentimiento de las detenidas, y fallas del ICE en sus tareas de vigilar a los proveedores de servicios médicos y garantizar los derechos humanos básicos de las detenidas.

«Cuestiones graves»

Según un funcionario del Senado citado por los medios pero no identificado, el informe de 108 páginas no corroboró los alegatos de histerectomías al por mayor.

Pero sí apunta a «cuestiones graves» en la conducta de Mahendra Amin, un médico a quien las detenidas acusaron de realizar procedimientos inapropiados.

El documento señala que Amin efectuó el 6,5 % de todas las consultas ginecológicas entre las detenidas del ICE en todo el país en un periodo de tres años.

Además, administró el 90 % de todas las inyecciones de anticonceptivos y más del 82 % de los procedimientos de dilatación y curetaje.

No certificado por la junta médica

Los investigadores apuntaron asimismo que Amin no estaba certificado por la junta médica.

Asimismo, en 2013 funcionarios en Georgia y el Departamento de Justicia de Estados Unidos lo habían demandado alegando que había cometido fraude con el programa de cobertura médica Medicaid, «ordenando procedimientos médicos innecesarios y excesivos».

Ese caso se resolvió en 2015 por conciliación bajo la cual Amin y otras personas acusadas con él pagaron 520.000 dólares pero no admitieron conducta inapropiada.

En mayo de 2021, el Gobierno del presidente Joe Biden ordenó al ICE que cesara la reclusión de migrantes en el centro de Irwin.

EFE News

Noticias de agencia y servicios para medios informativos en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *