Vacunar a los trabajadores agrícolas, una prioridad difícil de cumplir

Las autoridades de salud deben realizar una estrategia adecuada para ofrecer sitios de vacunación cercanos a los centros de trabajo agrícolas y en vecindarios latinos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Vacunar a los trabajadores agrícolas
Una campesina ataviada con guantes de látex, gorras, sombreros y pañuelos de tela cubriéndoles la boca y nariz trabajan en un campo de cultivo de cilantro en Oxnard, California. EFE/Iván Mejía/Archivo

 

Los Ángeles, (EFE News).- La vacunación contra la covid-19 de los trabajadores agrícolas por su carácter de esenciales es una prioridad, aunque es difícil de cumplir dadas las circunstancias de su trabajo y las zonas remotas donde viven, señalan expertos.

“Estos trabajadores se encuentran en un altísimo riesgo de contagio por varios factores que se juntan y los hacen más vulnerables al coronavirus. Comentó a Efe Alberto Luján, médico general que atiende trabajadores en el Valle de San Joaquín en California.

Así, “muchos de ellos viven en residencias hacinadas”; “Viajan en vehículos sin poder guardar la distancia social y no cuentan con suficientes elementos de protección contra el virus en su trabajo”, señaló Luján.

RETRASAR SU VACUNACIÓN

Funcionarios públicos de los servicios de salud consideran que se debería esperar para su vacunación. Ello atiende a las circunstancias nómadas de muchos de ellos. Son trabajadores que cambian de sitio de trabajo dependiendo de las cosechas y la necesidad de mano de obra

Eric Sergienko piensa que debido a esta alta movilidad e inestabilidad sería mejor esperar para vacunarlos en una fase más avanzada. Sergienko es funcionario de Salud Pública del condado de Mariposa, en el Valle Central de California.

La segunda dosis de la vacuna debe aplicarse entre 21 y 28 días después de la primera dosis. Sergienko argumenta que muchas de esas primeras vacunas “se perderían” al no ser posible localizar a los trabajadores para la segunda aplicación.

Al contrario, el médico latino piensa que por esa movilidad hay que hacer “precisamente un mayor esfuerzo para evitar que se conviertan en portadores del virus de una zonas hacia otras”.

“Sabemos que no es fácil aplicar masivamente la vacuna a nuestros trabajadores campesinos, pero estamos seguros que en un esfuerzo conjunto de diferentes organizaciones y niveles podemos lograr que muchos de ellos se protejan del coronavirus”, opinó Luján.

IMPULSO NACIONAL

El sindicato Unión de Campesinos (UFW) desarrolla al momento una iniciativa para lograr la vacunación de “la mayor cantidad de trabajadores agrarios en el país”.

“Los Estados Unidos se han apoyado históricamente en el duro trabajo de la gente de color para llevar los alimentos a nuestras mesas”, señaló en declaración enviada a Efe Teresa Romero, presidente de la UFW.

“Para salvaguardar nuestra cadena de suministro de alimentos y enfrentar las inequidades raciales, los trabajadores agrarios deben estar en el centro de las políticas agrícolas nacionales y los paquetes de COVID 19”, afirmó Romero.

El sindicato, junto con otras organizaciones, ha realizado campañas informativas para motivar a todos los trabajadores, independientemente de su estatus legal de inmigración, para que se apliquen la vacuna cuando esté disponible para ellos.

Esto mensajes han tenido efecto en distintas áreas del país y han ayudado a que los trabajadores agrícolas tengan prioridad a la hora de recibir las vacunas contra el coronavirus.

Así, en Virginia, el gobernador Ralph Northam, anunció recientemente que los trabajadores del campo estarán entre los trabajadores de primera línea que recibirán la vacuna en el estado.

La acción es en parte una respuesta a la solicitud de la Federación de Oficinas Agrarias de Virginia como la del Condado de Augusta, según una declaración enviada Efe.

“Hay que tener a los agricultores produciendo alimentos y a la gente de las plantas procesando la comida, de manera que -en última instancia- estos alimentos estén en los estantes de las tiendas cuando el consumidor vaya a comprarlos”. Lo anterior fue señalado por Bradley Dunsmore, presidente de esta oficina agraria.

GARANTIZAR LA CADENA DE ALIMENTOS

La Fundación UFW publicó recientemente un artículo en diferentes medios del país. Mediante dicho artículo urge a la vacunación de todos los trabajadores agrarios, sin ninguna distinción.

“Sería increíblemente irresponsable no hacer de los trabajadores agrarios una prioridad máxima para la vacunación. Ninguna excusa es suficiente para explicar el dejarlos fuera de la próxima fase”, afirmó Diana Tellefson Torres, directora ejecutiva de la fundación.

Por ello, las autoridades de salud deben realizar una estrategia adecuada. Ofrecer sitios de vacunación cercanos a los centros de trabajo agrícolas y en vecindarios latinos debe ser incluidas dentro de la estrategia.

Acciones de Organizaciones y Colectivos

El Colectivo Centra, el Foro Latino del Cuidado de la Salud (LHCF) y otras organizaciones están pidiendo a las autoridades de salud que se establezcan centros de vacunación en áreas mayormente habitadas por latinos y afroamericanos.

“Necesitamos que las vacunas lleguen a las áreas donde viven las personas que más las necesitan. Los ‘abuelitos’ latinos viven con sus hijos y sus nietos y no en hogares de ancianos”. Comentarios de Jill Ramírez, presidente y directora ejecutiva de LHCF.

Para 2019 el país contaba con un poco más de 902.000 trabajadores agrícolas que recibían un pago promedio de 12,42 dólares la hora y 25.840 dólares al año. Datos según la Oficina de Estadísticas Laborales de los EE.UU.

Artículos Relacionados:
Sobre el autor:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete GRATIS Para Recibir Nuestros Boletines Informativos

Suscríbase a Enlace Latino NC

Al registrarse, acepta nuestra política de privacidad y términos de uso, y recibir mensajes de Enlace Latino NC y nuestros socios.