Ricky Hurtado

 

Carolina del Norte, Raleigh- Entre los nuevos rostros de la Asamblea General de Carolina del Norte destaca Ricky Hurtado, joven de 32 años, hijo de inmigrantes y defensor de la educación pública, que se convirtió en el primer demócrata latino electo en la Cámara de Representantes estatal.

Hurtado es educador, se define como defensor de la educación pública y es representante de Alamance, uno de los condados con mayores índices de pobreza en el estado.

Trabajó para organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro, donde acumuló experiencia como activista y líder de la comunidad latina en su distrito.

Liderazgo y comunicación.

Al cumplir y evaluar su primer mes de trabajo, Ricky Hurtado dijo a Enlace Latino NC que está dispuesto a asumir el liderazgo y la representación de la comunidad latina en la Asamblea General.

También, a canalizar sus demandas y de servir como canal de comunicación entre su partido y los grupos sociales y la población inmigrante.

Hurtado, quien participa en cinco comités de la Cámara de Representantes, dijo que sigue de cerca los proyectos de ley antinmigrantes y que, en este momento, las prioridades legislativas pasan por la agenda de educación, salud y el presupuesto estatal.

Clima político

Ricky Hurtado reconoce que el clima y la correlación de fuerzas políticas en el estado no cambiaron luego de las elecciones del 2020, pero es optimista y cree que será posible avanzar en temas estratégicos como el presupuesto público y la atención de la crisis sanitaria y social provocada por el Covid-19 en Carolina del Norte.

“Muchas de las batallas que hemos peleado durante los últimos dos o tres años continúan”.

Sabe que tendrán que sortear el control republicano en la asamblea estatal si quieran materializar su agenda programática, las propuestas partidarias, del gobierno estatal y de sus compañeros demócratas.

Prioridades.

Para Ricky Hurtado, sus prioridades pasan por la agenda educativa y la dotación de recursos para el sistema de escuelas públicas estatal, la crisis sanitaria y las iniciativas de ley orientadas a generar mayor igualdad y oportunidades para la comunidad latina.

“Si queremos ver a las comunidades avanzar, tenemos que invertir en las escuelas públicas.  Para mí es un asunto personal, es mi historia. Las escuelas públicas me cambiaron la vida y me abrieron el camino para llegar a la universidad”.

Rindiendo cuentas.

Al cumplir su primer mes de gestión, Ricky Hurtado conversó con Enlace Latino NC sobre su experiencia como representante, sus primeras semanas de trabajo y los temas que más preocupan a la comunidad latina en el estado.

E.L: Joven y latino. ¿Cómo lo recibieron en la Asamblea General?

R.H: (Risas) Alguna gente aquí, en el edificio, todavía no se da cuenta que soy representante. Me preguntan si soy asistente o pasante, me preguntan qué estoy haciendo aquí. Tengo que enseñar mi identificación, y les digo ¡sí! me eligieron para estar aquí. (Risas de nuevo)

Me dan dicho que no tengo suficiente edad para estar casado y ser representante.

E.L.: ¿Lo imaginaba? ¿Cómo lo toma?

R.H: Es algo nuevo para ellos, para todos. Nunca han visto a alguien joven y latino en estas oficinas, entonces, no lo tomo muy en serio. No lo considero una falta de respeto, sucede el noventa por ciento del tiempo. (Risas)

Este mes para mi ha sido una oportunidad para aprender, hay mucho que aprender aquí, no solo las reglas y como se maneja todo en la cámara. También entender cuáles son los asuntos que le interesan a la gente de Carolina del Norte.

Ha sido muy interesante ver el tipo de mensajes que me llegan. Ahorita todo el mundo sigue preocupado por el Covid. Recibimos llamadas de personas que necesitan ayuda con aplicaciones de desempleo o que están en riesgo de ser desalojadas en todo Carolina del Norte. No ha parado desde que comencé el 1 de enero.

Ya estamos en la fase de leer e introducir proyectos, prepararnos para debatir estos asuntos (temas de interés para la comunidad latina) en la Cámara.

E.L: Representas uno de los condados más pobres y vemos que estás trabajando en temas específicos como educación con legisladores republicanos. ¿Cómo se ha desarrollado esa relación para trabajar de forma conjunta por el condado?

R.H:Es interesante. Creo que, por un lado, es difícil conocer otros representantes en la Cámara, por lo que estamos viviendo con el Covid. Mucha gente no está en sus oficinas, las reuniones son virtuales. Entonces, no tenemos las oportunidades que normalmente existen para conocer a otros representantes y trabajar juntos por la comunidad.

Pero, también entiendo que para poder avanzar en algo para nuestra comunidad en Alamance tengo trabajar con los republicanos. Una de las primeras cosas que hice cuando comencé fue conversar con el representante republicano Dennis Riddell, quien está comenzando su cuarto o quinto periodo. Tenemos diferencias, pero también le preocupan asuntos como la educación. Me conoció, le dije lo que tengo en mente y hablamos sobre como podemos trabajar juntos.

Hay personas aquí a quienes en realidad les importa el futuro de nuestro estado y que si tienen ganas trabajar juntos. Liderazgo es otra cosa. Todavía manejan la Cámara como siempre lo han hecho (republicanos), pero hay mucha gente que quiere, al menos, hablar, discutir ideas y trabajar juntos por la comunidad.

E.L: Habló de liderazgo. Cuando viene algo del caucus republicano, vemos a sus representantes muy pendientes, siguiendo la línea partidaria. Los demócratas son más abiertos a dialogar. ¿Lo percibe de esa manera?

 Así es. Ellos (republicanos) se mantienen en fila y saben cómo tienen que votar cualquier cosa. Pero, ahorita, no hay mucha discusión antes de las votaciones, al igual que el público, nosotros también estamos viendo los proyectos por primera vez.

Después de la elección 2020, ellos mantienen la mayoría y las voces demócratas aún no son parte de la conversación, pero defenderemos nuestras posiciones.

E.L: Inició el periodo largo de sesiones legislativas y hay temas picantes. No sorprende que estén presentando proyectos antiinmigrantes del 2019, con el representante George Cleveland a la cabeza, pero llama la atención que se están sumando bastantes otros legisladores. ¿Cómo lo ve en este momento?

R.H: Estoy pendiente de lo que está pasando. He visto todos los proyectos antiinmigrantes que están saliendo. Vienen de las mismas personas. No hemos oído mucho, apenas fueron asignados a los comités. Ahorita el enfoque está en temas como Covid y educación.

Sabía que íbamos a ver algo similar. El clima (político) está cambiando a nivel federal, pero Carolina del Norte va en otra dirección. Tengo la esperanza de que no avancen mucho estos proyectos, pero si avanzan, todavía tenemos el veto del Gobernador, como ocurrió con el HB 370. Entendemos que dañar la comunidad inmigrante es dañar al estado. Todavía podemos defender los vetos para que no pase nada.

E.L :¿Cómo es la dinámica en el caucus demócrata y los comités en los que tienen representación? ¿Hay comunicación?

 R.H: Si, hay comunicación. Soy un miembro nuevo y estoy aprendiendo. En las reuniones de los comités hay más oportunidad de conversar, como demócratas y republicanos. Solo hemos tenido algunas reuniones, estamos comenzando, pero la semana siguiente y las que vienen tendremos más oportunidades de conversar.

E.L: Lo asignaron a cinco comités. ¿Cómo se siente en cada uno?

R.H: Estoy emocionado de estar en todos. Tengo oportunidad de dar mi opinión y las opiniones de mi comunidad, de mi distrito. Hay oportunidad de conversar y avanzar en cada uno, como en el Comité de Ambiente, con asuntos de los que hablé mucho durante mi campaña.

Muchas familias sufren por la salud de sus hijos. Conozco el tema como hijo de inmigrantes, que he tenido asma toda mi vida. El ambiente y la salud, el futuro de Carolina del Norte, son muy importantes para mí. He estado hablando mucho con diferentes grupos en el estado y otros miembros (de la Asamblea General).

El Comité de Apropiaciones es responsable del presupuesto y allí están centradas las conversaciones en este momento. Después de dos años sin presupuesto, ahora tenemos la oportunidad de ver cómo podemos avanzar después de la elección (2020). Este comité es una oportunidad para tener un mayor impacto.

E.L: Comienza la pelea por el presupuesto. Los republicanos se oponen a temas como la expansión del programa Medicaid, cuando más de 600 mil residentes de Carolina del Norte lo están esperando. Comienza a subir la temperatura. ¿Veremos ebullición más adelante?

R.H: El estado y el clima político no han cambiado mucho. Tenemos el mismo gobernador, del mismo partido (demócrata), y los republicanos mantienen el poder en la legislatura. Muchas de las batallas que hemos peleado durante los últimos dos o tres años continúan, incluyendo la expansión de Medicaid.

Entendemos que este año, especialmente después de un año de Covid, la comunidad necesita ayuda. El gobernador Cooper se ha reunido con los líderes de la cámara y del senado para ver cómo podemos avanzar en estos temas, porque son importantes para todos, no importa si somos demócratas o republicanos. Cuando hablamos de educación o salud pública, todos nos tenemos que volcar.

El otro tema del que no paro de escuchar todos los días es sobre el ancho de banda, no importa si las personas viven en la ciudad o en zonas rurales, es algo que se necesita en todas las comunidades, en nuestro estado.

Veremos cómo cambia la conversación cuando lleguemos a discutir esos proyectos.

E.L: Siguiendo con el presupuesto, ¿Qué tan dañino sería para Carolina del Norte no contar con un presupuesto aprobado por la Asamblea General por tercer año consecutivo?

R.H: Creo que no ganamos mucho si llegamos a ese punto. Todos tenemos un compromiso y queremos ver que algo salga este año. Ya hemos visto algunas de las conversaciones que el Gobernador Cooper ha tenido con los líderes de la Asamblea General y esperamos que este año sea diferente.

E.L: Hablando de proyectos calientes. ¿Por qué los demócratas rechazaron el proyecto que ordena la reapertura de los centros educativos y las clases presenciales?

R.H: Nadie quiere que nuestras escuelas estén cerradas. Maestros, estudiantes, padres de familia, todos queremos que las escuelas abran. El problema es que este proyecto empuja a los distritos escolares a reabrir las escuelas sin estar preparados.

Nosotros queremos que las escuelas estén preparadas para abrir, con todas las recomendaciones del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), pero sabemos que distritos como el mío, Alamance, no tienen los recursos para hacerlo. Todavía no tenemos un plan para poder abrir de esa manera.

Necesitamos asegurar un plan para proteger estudiantes y maestros, que cada escuela tenga los recursos para implementar las recomendaciones del CDC. Queremos una enfermera en cada escuela y atender problemas de infraestructura como la ventilación.

E.L: Eso implica más dinero, ¿Cómo financiarlo?

R.H: Los republicanos van a decir que ya aprobamos $1.6 billones, pero eso no es suficiente. Esos son recursos de emergencia del gobierno federal. Nosotros todavía tenemos más de $5 billones del fondo general del estado que no hemos utilizado. Entonces, tenemos que pensar en cómo utilizar todos los recursos que tenemos. Hay que hablar con seriedad. Esto (crisis sanitaria) no va a desaparecer en tres meses.

E.L: Vimos que ya patrocinó cuatro proyectos de ley. ¿Cuáles son sus prioridades?

 R.H: La agenda educativa, la remuneración de los docentes, proyectos como el HB 5, el HB 12 y el HB 79. Sabíamos que teníamos una crisis en nuestras escuelas públicas antes del Covid. Los centros educativos públicos no tienen recursos suficientes y reciben a la mayoría de los estudiantes afroamericanos y latinos.

Si queremos ver a las comunidades avanzar, tenemos que invertir en las escuelas públicas.  Para mí es un asunto personal, es mi historia. Las escuelas públicas me cambiaron la vida y me abrieron el camino para llegar a la universidad siendo hijo de inmigrantes.

Mi agenda es, más que nada, la igualdad.

E.L: Dentro de esa agenda, ¿Veremos un proyecto de matrículas igualitarias?

R.H: Estoy trabajando en un tema que conozco bien, del que he hablado, y tiene que ver con los estudiantes DACA. Estoy hablando con otros miembros y ellos esperan que yo asuma el liderazgo. Estoy trabajando con ellos, pero también quiero hablar con miembros republicanos que puedan tener interés, y asegurar que más gente en nuestro estado consiga graduarse de la universidad. Es algo importante.

No hay mucho ánimo para proyectos proinmigrantes, pero sabemos que el clima político está cambiando un poco a nivel federal.

E.L: Considerando el clima político, pero a nivel local. ¿Es este el momento para promover de nuevo permisos o licencias de conducir para personas indocumentadas en Carolina del Norte, aún con requisitos como otros estados?

R.H: Si vale la pena invertir tiempo en este asunto, siempre vale la pena, pero no veo que pueda pasar algo este año, no con este clima político y estos republicanos, pero si creo que hay oportunidad de comenzar a conversar con los miembros de la Asamblea y los encargados de cada departamento (del gobierno local). Hay que hablar, por ejemplo, del impacto económico que tienen las licencias en los estados.

Nunca hemos tenido a alguien en la Cámara o en el Senado que pueda hablar seriamente de este asunto y por qué es importante para nuestro estado, y que tenga las ganas de luchar. Quiero avanzar en esta conversación y ver a dónde llega. La gente tiene que saber que es algo importante para nuestra comunidad.

E.L: ¿Usted está dispuesto a asumir ese liderazgo?

R.H: Si. Es importante para nuestra comunidad y para el futuro del estado.

Sobrevivimos a cuatro de los años más difíciles como comunidad, no solo en Carolina del Norte, en todos los Estados Unidos. La comunidad migrante latina es parte del futuro de Carolina del Norte. Si después de esos cuatro años (último gobierno republicano), todavía estamos aquí, no nos vamos para ningún lado.

E.L: En materia de licencias, usted citó al departamento de Seguros. Muchas veces nos enfocamos en la parte humana y no en el dinero. ¿Es dónde comienza a abrirse la llave?

R.H: Siempre. Si entendemos el impacto económico, eso cambia todo. Siempre, la pregunta que sigue cuando hablo de cualquier asunto aquí es ¿cuánto nos va a costar? O ¿cuánto vamos a ganar? Siempre es un asunto de dinero.

E.L: ¿Cómo se está trabajando con las organizaciones sociales de base latinas? ¿Cómo ha sido la relación durante este primer mes de trabajo?

Tengo la ventaja de que ya conozco a muchos de los grupos. He trabajado con ellos durante muchos años. Es mi trabajo diario. He hablado con varios grupos y entienden que el clima (político) no cambió mucho en Carolina del Norte.

Lo entienden bien, pero a la misma vez entienden que todos queremos ver de qué forma podemos avanzar en asuntos de inmigración, proinmigrantes y el futuro de la comunidad. Es un trabajo de equipo. Nos necesitamos. Yo puedo asumir el liderazgo aquí, pero ellos tienen que asumir el liderazgo en las comunidades. Es una oportunidad educativa para todos, muchos no conocemos aún como funciona el poder en este edificio.

E.L: ¿Cómo valoran sus compañeros demócratas la oportunidad de trabajar mano a mano con un representante de la comunidad latina? ¿Cuál es la valoración del grupo?

R.H: Están emocionados. Ahora que estoy aquí saben que es algo necesario, tener relación con la comunidad. En realidad es algo que no es que no quieran hacer, es que no saben como hacerlo. Ahora me miran a mí. Sabía que iba a estar en esa posición. Ellos (compañeros demócratas) quieren entender como tener una relación positiva con la comunidad latina, pero no saben por dónde comenzar y cómo hacerlo.

Espero ser un recurso para ellos, no solo en mi distrito, también en los distritos de otros miembros.

Mario A. Rodríguez

Periodista Político en Enlace Latino NC. Productor ejecutivo y asesor en comunicación política, con más de quince años de trayectoria profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.