explotación y trata laboral

Las amenazas de deportación son una de las estrategias más utilizadas por los empleadores para explotar laboralmente a los trabajadores agrícolas.

Sin embargo, lo cierto es que los empleadores no tienen la facultad de deportar a los trabajadores. Y, además, esta clase de amenaza puede constituir un delito.

“Si un trabajador me pregunta si su empleador lo puede deportar, la respuesta es muy simple: no”, aclaró a Enlace Latino NC Aaron Jacobson, abogado de Ayuda Legal para Trabajadores Agrícolas.

Derecho a renunciar de los trabajadores H-2A

Los jornaleros con visa H-2A, como el resto de los trabajadores, tienen derecho a renunciar a sus empleos.

La única diferencia en este caso es que, dadas las particularidades de la visa, si renuncian a su trabajo deberán regresar a sus países de origen.

“Tu empleador no puede deportarte. Lo único que puede hacer si un empleado abandona su puesto es notificar al Departamento de Trabajo. Si el trabajador vuelve a su país de origen dentro de un período de 10 días no va a tener ningún problema. En cambio, si no regresa a su país en el  plazo indicado, puede tener dificultades en el futuro para adquirir otra visa H-2A”, explica el abogado. 

En otras palabras, renunciar al empleo no impide de ninguna manera volver a obtener una visa H-2A siempre y cuando el trabajador cumpla con las normas migratorias.

Y el empleador no puede tomar ninguna medida más allá de notificar al Departamento de Trabajo.

¿Trata laboral?

A pesar de que los empleadores no tienen la facultad de deportación, son frecuentes las amenazas en caso de que el trabajador decida renunciar o inicie un reclamo laboral.

Justamente la amenaza de deportación, sumada a otras prácticas abusivas, puede ser un indicio de una situación de trata o explotación laboral.

“La trata laboral es una situación de reclutamiento o transporte de una persona para realizar un trabajo o servicio mediante el uso de fraude, fuerza o coerción con el fin de explotar a la persona”, explicó Diana Fimbres, gerente del programa contra la trata laboral de Polaris, una organización sin fines de lucro que trabaja asistiendo a víctimas y sobrevivientes de este delito.

En ese sentido, las amenazas de deportación pueden ser consideradas como una medida de coerción para forzar a los trabajadores. Por eso, los especialistas recomiendan prestar especial atención.

Otros indicios de trata laboral en agricultura

Algunas de las señales de alarma sobre posibles casos de trata son las siguientes:

  • Amenazas o intimidaciones para evitar que las personas dejen sus lugares de trabajo
  • Uso y manipulación de deudas para obligar a la persona a continuar trabajando
  • Reglas y controles para que sea más difícil dejar una situación, quejarse o buscar ayuda
  • Engaños, mentiras y falsas promesas sobre las condiciones laborales
  • Cobro de cuotas de reclutamiento

¿Adónde puedes comunicarte si crees que estás siendo víctima de trata? 

Si estás en peligro o en una situación de riesgo inminente, llama al 911.

Además, puedes comunicarte con la Línea Nacional contra la Trata de Personas llamando al 1 888 373 7888 o enviando un mensaje “Ayuda” al 233733. También puedes chatear en línea en humantraffickinghotline.org.

En todos los casos recibirás ayuda de manera gratuita, en español y de manera totalmente confidencial, sin importar tu estatus migratorio, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.