Samuel Oliver-Bruno, un inmigrante que por más de 11 meses ha estado refugiado en santuario en Durham, fue arrestado por oficiales del ICE la mañana del viernes 23 de noviembre, cuando cumplía con una cita en la oficina local del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Oliver Bruno llegó acompañado de sus familiares, amigos, líderes de fe y miembros de la iglesia a una cita programada por el USCIS, donde le tomarían sus huellas digitales como parte del proceso de solicitud de acción diferida que está tramitando su equipo legal. Sin embargo, en vez de esto fue arrestado por el ICE.

«Después de presentar una petición de acción diferida, Samuel informó se presentó a una cita de procedimientos biométricos para una verificación de antecedentes. Pocos minutos después de ingresar a la oficina de USCIS con su hijo Daniel y representantes de la Clínica de Derecho de Duke, los oficiales de ICE rodearon a Samuel y lo arrestaron» , denunció el grupo de defensa comunitaria Alerta Migratoria.

Oliver Bruno fue sacado por una puerta trasera del edificio y llevado a una camioneta con placas del DHS, indicaron.

Cuando su hijo, de 19 años, Daniel Oliver Pérez, se acercó para despedirse también fue arrestado. El pastor de CityWell, Cleve May, también fue detenido durante la protesta junto al menos a 24 personas más.

Lucha por permanecer con su familia

Desde el 9 de diciembre, Oliver Bruno, de 47 años, permanece refugiado en santuario en la Iglesia Metodista Unida CityWell en Durham, a la espera de que las autoridades federales suspendan su orden de deportación y le permitan regresar junto a su esposa Julia Pérez, quien está enferma del corazón, y su hijo Daniel Oliver, ciudadano americano.

Samuel llegó por primera vez a Estados Unidos en 1994.  Años después regresó a su natal México para estar con sus padres.

En el 2014, al tratar de reingresar a Estados Unidos fue detenido pero en ese momento, su esposa estaba siendo sometida a una cirugía a corazón abierto que ponía en peligro su vida. Por tal motivo Samuel fue procesado federalmente, pero las autoridades suspendieron su deportación.

Desde entonces Samuel se presentaba regularmente a las oficinas del ICE en Charlotte, también tenía un permiso de trabajo.

Samuel Oliver Bruno es uno de los cuatro inmigrantes que aún permanecen en santuario en diferentes iglesias de Carolina del Norte.

Comunicadora social-periodista colombiana. Emprendedora y cofundadora de Enlace Latino NC donde es la directora ejecutiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.