• Búsqueda
¿Temores y dudas sobre el Censo 2020? hágalo por su familia
Porque los datos del censo deciden cuánto se gastará en programas que afectan a los niños y niñas durante la siguiente década

28 en., 2019


Por Mark Hedin, Ethnic Media Services

California, con un niño por cada ocho del país,  corre el riesgo de ser tratado inadecuadamente otra década más si el recuento de sus niños más jóvenes es deficiente en el Censo de 2020.

Los niños menores de 5 años, más que cualquier otra edad o grupo étnico, no se incluyeron en el último censo, según la Oficina del Censo. De los aproximadamente 20 millones de niños de esa edad en los EUA en 2010, faltaron 2.2 millones. La Oficina del Censo calcula que se contaron a 1.2 millones de ellos dos veces, así que puso el cálculo oficial de los jóvenes que faltaron en 1 millón, o el 5 por ciento de esa población.

Este colectivo de recuento deficiente es el más vulnerable porque los datos del censo deciden cuánto se gastará en programas que afectan a los niños y niñas durante la siguiente década, según William O’Hare, un experto reconocido en todo el país que lleva O’Hare Data and Demographic Services en Virginia.

“El censo es más importante para los niños y niñas jóvenes que para otros grupos en cuanto al gasto, pero son los que se cuentan con menos precisión”, dice O’Hare.

De esos niños ignorados, el 36% eran latinos, según Arturo Vargas, CEO de la National Association of Latino Elected Officials’ Education Fund [Asociación Nacional del Fondo de educación de los Representantes latinos elegidos]. Una tercera parte de ellos vive en California, donde el 39.4% de la población es hispano, y la mayoría vive en los condados de Los Ángeles, San Diego, Orange, San Bernardino y Riverside.

Un 25% adicional de los niños no contados eran afroamericanos, dice O’Hare. La población de EUA es del 17.8% hispana y del 12.7% afro-americana.

Las estadísticas sobre el 40% restante de los niños del recuento deficiente no están disponibles, dice O’Hare.

Retos a la precisión

Típicamente, dice O’Hare, los hijos e hijas de la clase media y las familias más acaudaladas se cuentan de más ꟷ como cuando la custodia de un hijo o hija es compartida, o el hijo o hija vive con más de un adulto. Es más probable que no se cuenten a todos los hijos e hijas de las familias menos acaudaladas y de comunidades étnicas, comenta O’Hare.

La mitad de los niños y niñas ignorados en California viven en hogares con por lo menos un inmigrante, dice Mayra Álvarez de la Children’s Partnership, un grupo defensor con base en Los Ángeles.

Las barreras lingüísticas y las situaciones de vida complejas como las generaciones múltiples debajo de un solo techo o niños que viven con personas que no son sus padres suma a la deficiencia del recuento. Así, también, lo hace el hecho de que la mayoría de gente no sabe que la misión del censo es la de contar a cada persona en cada hogar.

Cindy Quezada, una investigadora de la Central Valley Immigrant Coalition [Coalición de inmigrantes del Valle Central] en Fresno, recuerda preguntar a una señora en una lavandería con sus dos hijos cuántas personas vivían en su hogar.

“Dos”, respondió. “¿Y los hijos que están con usted?”, le preguntó Quezada. “Oh, no sabía que quería incluirlos a ellos.”

Las instituciones de Familias de acogida de menores tienden a que se realicen recuentos deficientes, también, dice Álvarez, y California está a la cabeza de la nación en esta categoría.

La gente que alquila su vivienda responde con menos frecuencia que los propietarios de casas. La gente que vive en propiedades de varias unidades responde con aún menos frecuencia, y aquellos que cambian de direcciones o que de otra manera viven en circunstancias inestables se pierden también.

Cuando no hay respuesta a un cuestionario del censo, la Oficina del Censo intenta hacer seguimiento, aunque la tasa de éxito de estas operaciones de “seguimiento por falta de respuesta” es insuficiente. Aún así, si hay una respuesta de cualquier tipo, la recolección de datos acaba aquí, lo que limita la posibilidad de corregir errores o malentendidos que produjeron respuestas incompletas.

Más allá de estos temas con el Censo de 2010, el recuento de 2020 conlleva una preocupación adicional si se agrega al cuestionario la propuesta de parte del Departamento de Comercio para incluir una pregunta sobre la nacionalidad.

Implicaciones de amplio aspectro

Los efectos de los datos del censo son de amplio espectro, incluyendo el número de representantes de cada estado en el Congreso y cuántos votos del colegio electoral tiene en las elecciones presidenciales. Los números tienen implicación en centenares de billones de dólares en gasto federal en tránsito y la planificación y construcción de carreteras, viviendas de Sección 8, bonos, proyectos de agua y eliminación de residuos, y mucho más.

En su libro de datos “Kids Count” [Los niños cuentan] de 2018, la Fundación de Annie E Casey enumeró 10 programas federales que juntos en 2015 gastaron $160 billones para niños: Medicaid, SNAP, almuerzos escolares, educación especial, seguro sanitario, Head Start, acogida de menores, cuidado infantil, WIC y subvenciones educativas Title 1. El financiamiento de estos programas se asigna en base a los datos del censo, y todos estos 10 programas enfocados a los niños están entre los mayores 16 programas federales en los que los datos del censo mueven el financiamiento.

California está en el lugar número 36 en el país en cuanto al bienestar de los niños, señala Mayra Álvarez de la Children’s Partnership, citando a “Kids Count”.

“Si nos dan menos financiamiento, bajaremos de puesto,” dice. “Tenemos que tomar en cuenta lo crucial que son estos fondos y no arriesgarse a perder ni un solo dólar de financiamiento para nuestros niños y niñas.

“Si queremos dar prioridad a los niños para reforzar nuestro futuro como país, tenemos que asegurarnos de que cada niño y niña se cuente. Es crucial para California.”

Porque los datos del censo sobre las personas más jóvenes también dan una vista previa de la composición de la futura población de la sociedad, los estados, gobiernos locales, negocios y organizaciones sin ánimo de lucro se apoyan fuertemente en los datos para establecer las prioridades de inversión y planificar programas.

Jill Bourne, bibliotecaria municipal de la Biblioteca Pública de San José (Calif.), dice que dependen fuertemente de los datos del censo, igual que en Seattle y San Francisco, donde también ha trabajado.

“Tiene un impacto importante en cómo asignamos nuestros recursos,” dice. “Necesitamos juntar material en los idiomas y niveles de lectura apropiados para que acceda nuestra comunidad. Nos puede decir dónde hay sectores de la comunidad que no estamos viendo en las bibliotecas para que trabajemos en ello.

Hacerlo como se debe

Conseguir un recuento exacto en 2020 tiene sus retos especiales. La propuesta del Departamento de Comercio para agregar una pregunta sobre el estado de la nacionalidad de cada residente al Censo de 2020 ha aumentado el temor en las comunidades inmigrantes acerca de ser contado, sostienen los expertos y defensores.

Según Partnership for America’s Children en Washington D.C, el 95% de los niños no contados son ciudadanos de EUA, pero el temor y la falta de confianza en el gobierno en alza en el actual clima político de deportaciones aumentadas, redadas del ICE [Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EUA] y negociaciones del “muro de la frontera”  afectarán a la voluntad de sus padres a responder al cuestionario del censo.

Asimismo, por primera vez, el gobierno ha hecho de las encuestas en Internet su primer método de recolección de datos.

Solo eso facilitará la participación de algunas personas y la dificultará para otras. Y los recortes en el financiamiento han complicado los preparativos.

“La Oficina del Censo se acerca al 2020 sin preparación,” dice Vargas de NALEO. “Ingenuamente, el Congreso lleva parte de la responsabilidad por no haber financiado completamente los pedidos de asignaciones de la Oficina del Censo durante los últimos cuatro años.”

California marca el camino

California lleva la delantera en el país en cuanto al intento de conseguir precisión en 2020. Presentó una demanda contra la propuesta de la pregunta de nacionalidad el día en que el Departamento de Comercio la anunció. El estado también ha dedicado financiamiento a hacer correr la voz acerca de la importancia de que todos llenen completamente el cuestionario del censo, ya sea en Internet, por correo, por teléfono o en persona ante la plantilla del censo que visitará las casas de los que no han respondido.

Cada dólar negado a California debido a un recuento deficiente importa, dicen los defensores.

“Ya no tenemos capacidad para el número de personas que necesitan ayudas,” dice Lynn Kersey, directora ejecutiva de Maternal and Child Health Access para familias de bajos ingresos en Los Ángeles. “Las clínicas comunitarias y entidades de vivienda y otros dirían lo mismo, seguramente.”

Además dice Álvarez, “Si la gente duda en llenar el censo por muchas razones, yo digo, ‘Hágalo por los niños.´”

Comentar

ALGO SOBRE NOSOTROS

Enlace Latino NC es el primer medio digital en español sin fines de lucro, sobre política, Gobierno, inmigración, asuntos comunitarios y estatales para la comunidad inmigrante latina/hispana en Carolina del Norte

Estamos creando el primer espacio comprometido con nuestros lectores para animarlos a que estén más involucrados en los cambios sociales y económicos que beneficien a su comunidad

Conocer más

Síguenos

Estamos en distintas redes sociales.

Bienvenidos a nuestro newsletter
La Tortilla

Directo a su bandeja de entrada, cada semana recibirás la información más relevante sobre la inmigración y la política local y estatal en Carolina del Norte.