Covid-19-tendencias-Carolina-del-Norte
Enlace Latino NC (Archivo)

Carolina del Norte, Raleigh (AP) – Si bien la propagación del Covid-19 sigue siendo alta, las tendencias de transmisión del virus ha disminuido notablemente en Carolina del Norte durante las últimas dos semanas, según nuevos datos del departamento de salud publicados el lunes.

Los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado mostraron una caída de casi el 25% en las hospitalizaciones en los últimos 14 días.

Mientras que el número promedio móvil de nuevos casos diarios ha disminuido en más del 30%.

Una de cada 310 personas positivo de Covid-19

Aproximadamente una de cada 310 personas en Carolina del Norte dio positivo por Covid-19 la semana pasada.

Por primera vez desde mediados de julio, la proporción de pruebas que dieron positivo en Carolina del Norte ha sido de un solo dígito durante seis días consecutivos.

Las muertes, que van a la zaga de los casos y las hospitalizaciones, probablemente disminuirán a medida que mejoren las tendencias del Covid-19 en Carolina del Norte.

Panorama positivo

El desarrollo positivo se produce incluso cuando cada vez son menos los residentes de Carolina del Norte que se vacunan contra el Covid-19.

Si bien las cifras de vacunación continúan llegando desde la semana pasada, los datos más recientes muestran que menos de 33,000 residentes recibieron una primera dosis la semana pasada.

Este es el recuento semanal más bajo desde la semana del 14 de diciembre. Esa fue la primera semana en la cual el estado administró vacunas después de recibir suministros limitados del gobierno federal.

No vacunados representan el 86% de las hospitalizaciones

Un informe que el departamento de salud estatal publicó la semana pasada mostró que los habitantes de Carolina del Norte no vacunados representaron el 86% de las hospitalizaciones relacionadas con COVID.

Y el 91% de los pacientes infectados en las unidades de cuidados intensivos.

Los funcionarios de salud estatales dijeron que las vacunas disponibles siguen siendo “altamente efectivas”.

Pero advirtieron de una menor efectividad para prevenir la infección de la variante delta más contagiosa.

Independientemente, las personas no vacunadas tienen 16 veces más probabilidades de morir de Covid-19. Y cuatro veces más probabilidades de contraer el virus que las personas vacunadas.

“La vacunación es la forma más eficaz de prevenir la propagación de Covid-19; así como la hospitalización grave y la muerte debido al virus”, escribió el departamento.

Vacuna de refuerzo

Los estadounidenses que recibieron una vacuna de Pfizer y tienen al menos 65 años ahora pueden recibir una vacuna de refuerzo; seis meses después de su segunda dosis.

Esto también aplica para los adultos de 18 años o más que son médicamente vulnerables, viven en entornos congregados o trabajan en una profesión de alto riesgo donde entran en contacto con mucha gente.

El estado también continúa ofreciendo tratamientos con anticuerpos monoclonales a quienes hayan estado expuestos al virus o hayan tenido síntomas de Covid-19 durante no más de 10 días.

Comunidades vacunadas han visto menos casos y muertes

Si bien una serie de factores contribuyen al riesgo de exposición y muerte de una persona, incluida la edad, la raza y problemas de salud como la obesidad, las comunidades vacunadas han visto sustancialmente menos casos y muertes.

Aproximadamente el 43% de los más de 112,000 residentes del condado de Harnett que califican para una vacuna porque tienen al menos 12 años están completamente vacunados.

Desde el 1 de junio han muerto 61 residentes del condado y uno de cada 24 se ha infectado. La fecha marca un momento en el que la mayoría de las personas en el estado podrían haberse vacunado por completo, si quisieran.

Condado de Orange: aproximadamente 79% de los residentes están vacunados

De los aproximadamente 131,000 residentes del condado de Orange que pueden recibir una vacuna, alrededor del 79% están completamente vacunados.

Ocho residentes del condado de Orange han muerto a causa del Covid-19 desde el 1 de junio. Uno de cada 53 residentes en general contrajo el virus, aproximadamente.

Dos tercios de los habitantes de Carolina del Norte de 12 años o más han recibido al menos una vacuna. Esa cifra se encuentra por detrás del promedio nacional, que es del 76%.

AP News

Agencia de noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *