Representantes en la Asamblea General de Carolina del Norte
Foto archivo de la Cámara de Representantes/Enlace Latino NC

No tienes tiempo, lee estas líneas

📌Los republicanos llegan al último tramo de la campaña con su ventaja intermedia significativamente reducida
📌Las votaciones genéricas tanto para el Congreso como para la Legislatura Estatal están empatadas
📌Las probabilidades de una gran mayoría Republicana en el Senado Estatal son esencialmente empatadas; en la Cámara de Representantes, es poco probable

Carolina del Norte, Raleigh – Las elecciones generales de mitad de período de este otoño están a solo 63 días. Ahora que el Día del Trabajo ha pasado, los perfiles básicos de la contienda por el control de la rama más poderosa del gobierno de Carolina del Norte llegan al centro de atención.

Si bien el control del partido de 2023 de ambas cámaras de la legislatura de Carolina del Norte no está realmente en duda, la longevidad de ese control podría estarlo.

Las elecciones de este otoño, las primeras bajo los nuevos mapas legislativos, nos darán algunas de nuestras primeras pistas sobre cómo se verá afectado el equilibrio de poder de Carolina del Norte en esta década. 

Le puede interesar:

Actualización: dónde se encuentra actualmente la NCGA

Ambas cámaras de la legislatura de Carolina del Norte han estado bajo control Republicano ininterrumpido desde que una ola de elecciones en 2010 llevó al Partido Republicano al poder.

Después de aplastar rápidamente al gerrymander partidista más agresivo de la nación, los Republicanos se convirtieron en una supermayoría casi invencible que solo se derroco en la elección de la “ola azul” de 2018, lo que le dio al gobernador Cooper dientes de veto por primera vez.

Después de un proceso de redistribución de distritos prolongado y sucio en 2021, los Republicanos presentaron un conjunto de mapas legislativos y del Congreso que la Corte Suprema de Carolina del Norte anuló como otro gerrymander partidista inconstitucional.(Los votantes estuvieron de acuerdo con ellos en esto).

Los líderes Republicanos, enfrentando una fecha límite legal, se vieron obligados a reducir un mapa manipulado de manera muy agresiva en uno algo menos manipulado que sobreviviría al escrutinio judicial.

Esos son los mapas que analizamos en febrero y que se utilizan en las elecciones de este otoño.

Los líderes republicanos ya prometieron volver a dibujar los distritos del Congreso en una sesión especial en Diciembre, después de las elecciones.

Se les prohíbe explícitamente rediseñar los mapas legislativos por la constitución estatal.

La Apuesta

Los republicanos están a solo 3 escaños de una mayoría calificada de tres quintos, necesaria para anular el veto del gobernador Cooper, en la Cámara de Representantes.

En el Senado Estatal, están a solo 2 escaños.

Este hecho por sí solo es lo que impide que los líderes Republicanos en la legislatura estatal realicen su agenda más preciada.

Bloquear una gran mayoría Republicana ha sido el objetivo declarado de los Demócratas en este ciclo electoral.

Agentes Republicanos, desde el Presidente De La Cámara De Representantes, Tim Moore, hasta el Director de Asamblea de la Cámara GOP, y el organismo de medios del partido, el Carolina Journal, han prometido vigorosamente lograr mayorías Republicanas en ambas cámaras este otoño.

Esta es una afirmación curiosamente audaz. Así es como se ve el comité solo dos meses después.

La Boleta Genérica

Comenzamos con un hecho básico sobre la política estatal: La mayoría de las personas no saben quiénes son sus representantes en la legislatura estatal y no prestan atención a sus campañas.

La encuesta Carolina Forward muestra que apenas la mitad de los votantes saben qué partido controla la legislatura.

Por esa razón, la mayoría de los analistas políticos estudian lo que se llama la “boleta genérica”.

Esta medición simplemente pregunta: ¿por quién votarás este otoño, Republicano o Demócrata?

La historia muestra que la boleta genérica es uno de los indicadores más confiables del sentimiento partidista de los votantes.

La edición de Agosto de Carolina Forward Poll mostró que la boleta genérica legislativa estatal estaba básicamente empatada:

  • Republicanos: 42%
  • Demócratas: 41%
  • Otro partido: 5%
  • Indeciso: 13%

Esto es consistente con la boleta genérica del Congreso Nacional, donde los Demócratas tienen una ligera ventaja sobre los Republicanos, según los promedios de encuestas de FiveThirtyEight y RealClearPolitics.

También es consistente con la contienda por el Senado de EE.UU., donde las encuestas también están empatadas (FiveThirtyEight).

Recuerda que estos resultados por sí solos son realmente notables.

Estando en la primera elección intermedia de un presidente impopular, la sabiduría convencional esperaría que los republicanos tengan de una gran ventaja.

De hecho, los expertos Republicanos han alardeado de esa ventaja durante más de un año.

Sin embargo, incluso teniendo en cuenta la sanción tradicional a mitad de período, las preferencias de los votantes todavía están esencialmente empatadas entre Demócratas y Republicanos.

Además, hay un giro reciente evidente en las encuestas hacia los Demócratas.

La decisión Dobbs de la Corte Suprema, junto con la caída de los precios de la gasolina, el enfriamiento de la inflación y la aprobación de una legislación demócrata muy popular en el Congreso (como la exención de la deuda estudiantil y la Ley de Reducción de la Inflación), ha revigorizado al partido a los ojos de los votantes. Es imposible decir con confianza si esta tendencia a favor de los Demócratas continuará durante los próximos 63 días.

No obstante, son buenas noticias para los Demócratas, y precisamente lo que los Republicanos no quieren ver tan cerca del día de las elecciones.

El Cálculo de Escaños – Cámara de Representantes

En la Cámara de Representantes, hay 54 escaños Republicanos seguros, 41 Demócratas seguros y 25 escaños “a competir” (definidos como separados por 10 puntos o menos en el desempeño partidista histórico) disponibles para las elecciones de este año.

Por lo tanto, los Republicanos necesitan ganar 18 de esos escaños disponibles para lograr una mayoría calificada (72 escaños).

Por el contrario, los Demócratas deben ganar solo 8 para asegurar 49 escaños para bloquear una mayoría Republicana.

Conoce este mapa interactivo a nivel de precinto de los distritos electorales de la Cámara de Representantes para explorarlo por ti mismo.

Basado puramente en el desempeño histórico del distrito, el camino de los Demócratas para bloquear una gran mayoría es más fácil que el de los Republicanos.

Para ganar una gran mayoría, los Republicanos deben mantener/revertir todas estas contiendas muy competitivas:

  • HouseDistrict63(Rep.Ricky Hurtado)
  • HouseDistrict24(Rep.LindaCooper-Suggs)
  • HouseDistrict9(Rep.BrianFarkas)
  • HouseDistrict5(Rep.HowardHunter)
  • HouseDistrict103(Sin titular)
  • HouseDistrict35(Rep.TerenceEveritt)
  • House District 73 (Sin titular)
  • House District 20 (Rep. Ted Davis)
  • House District 98 (Rep. John Bradford)
  • House District 74 (Rep. Jeff Zenger)

(Los distritos actuales controlados por los Demócratas están en negrita, los distritos Republicanos están sin formato).

Todavía podría haber un camino hacia una mayoría Republicana, incluso si el partido no gana todos estos escaños, pero requeriría que ganen también varios distritos que se inclinan aún más hacia los Demócratas, lo que es aún más improbable.

Si no ganan todos estos escaños, la probabilidad de una mayoría Republicana en la Cámara se reduce considerablemente.

El Cálculo de Escaños – Senado

En el Senado Estatal, hay 24 escaños Republicanos seguros, 17 escaños Demócratas seguros y 9 escaños a competir.

Por lo tanto, los Republicanos deben ganar 6 de esos escaños competitivos para obtener una mayoría calificada (30 escaños).

Por el contrario, los Demócratas deben ganar solo 4 para asegurar 21 escaños, lo que evitaría una gran mayoría Republicana.

Conoce este mapa interactivo a nivel de precinto de los distritos electorales del Senado 

Aquí también, basándose puramente en el desempeño histórico del distrito, los Demócratas tienen un camino un poco más fácil para bloquear una gran mayoría en comparación con los republicanos.

Pero los márgenes son mucho más estrechos, lo que les da a ambas partes un par de caminos viables hacia su objetivo. Los escaños más en riesgo son estos:

  • SenateDistrict3(Sin titular)
  • Senate District 11 (Sen. Lisa Barnes)
  • Senate District 18 (Sin titular)
  • SenateDistrict17(Sen.Sydney Batch)
  • Senate District 21 (Sen. Tom McInnis)
  • Senate District 7 (Sen. Michael Lee)

(Los distritos actuales controlados por los Demócratas están en negrita, los distritos Republicanos están sin formato)

Debido a que hay 2 escaños abiertos sin titulares, técnicamente, ninguna de las partes necesitaría cambiar ningún escaño que actualmente ocupe un titular del partido opuesto para lograr su objetivo.

Si los Republicanos pudieran defender a todos sus titulares y ganar los dos escaños abiertos, obtendrían 30 escaños.

Pero eso no será fácil. SD-3 se inclina por los Demócratas, y solo es un escaño vacante porque la candidata Demócrata, Valerie Jordan, derrotó a la titular Demócrata, Ernestine Bazemore, en una primaria.

Sin duda, el escaño está en juego; pero este se inclina un poco más hacia los Demócratas que el SD-18, que es esencialmente un distrito 50/50.

Y al mismo tiempo, los Demócratas han ofrecido fuertes rivales en todos esos distritos cercanos controlados por Republicanos: Mark Speed ​​en SD-11, Frank McNeil en SD-21 y Marcia Morgan en SD-7.

Predicciones

Es imposible hacer predicciones electorales con seguridad en un entorno tan cerrado. Pero esto es lo que sabemos por ahora.

Es mucho más probable que veamos una gran mayoría Republicana en el Senado que en la Cámara, pero eso no significa que sea particularmente probable per se.

Si la Boleta Genérica permanece empatada (o ciertamente si se inclina aún más hacia los Demócratas), entonces la cuestión de una mayoría Republicana en el Senado es esencialmente 50/50.

Más allá de noviembre, estos resultados nos dirán mucho sobre la fuerza electoral Republicana en el ciclo más favorable posible para su partido.

Si los Republicanos no son capaces de obtener mayorías calificadas en ambas cámaras en esta elección, es difícil ver cómo mejorarían el desempeño de este año sin recurrir a más gerrymandering partidista para manipular los mapas.

El desempeño de los Republicanos en este ciclo podría ser un punto culminante para su desempeño bajo estos mapas legislativos en esta década.

Artículo original publicado en inglés en Carolina Forward aquí.

Carolina Forward

Como organización política progresista sin ánimo de lucro, Carolina Forward aboga por una Carolina del Norte más fuerte que funcione para toda su gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.