mejores lugares para vivir

Carolina del Norte, Raleigh- Dos ciudades de Carolina del Norte, Durham y de Raleigh, se encuentran ubicadas en el segundo lugar entre las mejores ciudades para vivir en Estados Unidos, según US News.

Estas ciudades de Carolina del Norte fueron únicamente superadas por Boulder, Colorado, que mantuvo su liderato por segundo año consecutivo entre las mejores 150 ciudades para vivir del país.

Mejores lugares para vivir, según US News

1. Boulder, Colo.
2. Raleigh y Durham
3. Huntsville, Alabama.
4. Fayetteville, Ark.
5. Austin, Texas
6. Colorado Springs, Colo.
7. Nápoles, Fla.
8. Portland, Maine
9. Sarasota, Fla.
10. Portland, Ore.

Avance significativo

El segundo puesto conjunto entre Durham y Raleigh representa un importante avance respecto al 2020, cuando aparecieron en la undécima casilla.

Para esta mejoría se analizó un mercado laboral exitoso y elevadas calificaciones de deseabilidad, de acuerdo con el informe de la revista. Además, aparecieron como el lugar predilecto para vivir en Carolina del Norte. Otros lugares del estado que destacaron en el listado son: Charlotte (Posición 20), Winston-Salem (46), Asheville (48), y Greensboro (94).

Pandemia influyó

El Covid-19 también jugó un rol en esta calificación. Un tercio de los estadounidenses encuestados por la revista manifestaron que la pandemia cambió su preferencia por el lugar en el que desean residir. Y esas variantes también habrían contribuido al ascenso de Raleigh y Durham, según la publicación. La revista señaló que el área destacada de Carolina del Norte es menos densa que otras áreas metropolitanas como Boston o Nueva York.

Aspectos determinantes

El listado de los mejores lugares para vivir 2021-2022 clasificó las 150 áreas metropolitanas más pobladas de Estados Unidos. Situaciones que se calificaron fueron: El mercado laboral, el valor, la calidad de vida, la conveniencia, y las calificaciones de migración.

US News realizó una encuesta a 3,600 personas en todo el país para determinar las preferencias al respecto.

La clasificación se basó en datos de fuentes tales como la Oficina Federal de Investigaciones, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos y la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.