Celebra la Navidad

Monterrey, Agencia Reforma – Aunque dicen que la Navidad es la época más feliz del año, en la era pandémica quizás sea más acertado describirla como el tiempo del afecto y la celebración por la simple dicha de estar reunidos otra vez.

«Son días en los que extrañamos a los seres queridos que ya no están y celebramos la vida con los que siguen presentes», explica el psicoterapeuta José Sánper.

«Vernos juntos en familia y entre amigos después de todo lo ocurrido implica la gratitud de estar bien a pesar de lo que nos ha tocado vivir», agregó.

El milagro del reencuentro

Teniendo esto en mente, dice, el milagro del reencuentro en medio de la emergencia sanitaria brinda la oportunidad inmejorable de compartir el profundo cariño.

Pero, tras casi dos años de contingencia, ¿cómo es posible reconectar con los familiares, especialmente con los que tuviste conflictos?, ¿cómo festejar cuando aún sigue el duelo por la muerte de algún ser querido?

El especialista da estos tips para verdaderamente decir «°Feliz Navidad!»

1. Tras el distancimiento, reconecten

Quizás viste a tus amigos, tíos o primos por última vez hace meses. ¿Como platicar o convivir como antes?

«Yo propondrÌa planear en familia actividades y juegos que nos permitan romper el hielo, dejar la formalidad y de alguna manera abrirnos», señala el psicoterapeuta, quien es profesor de la Facultad de Medicina de la UAN.

«Es recomendable, incluso, el compartir anécdotas comunes, que nunca se desgastan. O sea, recordamos quién nos cuidaba de niños, a lo que jugábamos, y volvemos a reír, volvemos incluso a llorar».

Esto, continúa, es particularmente benéfico para los adultos mayores, quienes han sido de los grupos m·s afectados por el confinamiento.

«Los revitaliza platicar de cosas del pasado, preguntarles sobre como estaba la situación cuando eran jóvenes, cómo conocieron a la abuela o al abuelo. Hablar de lo que pasó les ayuda en el presente», afirma el psicoterapeuta.

2. Una actividad en su memoria

Es un hecho que el Covid-19 ha dejado a miles en duelo, sin sus papás, hermanos, hijos, tíos o primos.

La Navidad abre una ventana para honrar sus memorias.

«Tomemos en cuenta que la tristeza y la nostalgia no son malas. La tristeza, como emoción, tiene una fuerza restaurativa», comenta Sánper.

«Como terapia paradójica, hay que permitirnos aceptar la tristeza para no estar tristes y permitirnos sentir el afecto de los demás. El afecto, cuando envuelve a la tristeza, nos permite entrar a un proceso restaurativo».

Por eso, añade, el consejo es realizar durante las fiestas un ritual que, con mucho amor, conmemore la memoria de los que ya no están.

«Podría ser una oración, un brindis o una actividad que (a los fallecidos) les hubiera gustado hacer», apunta el especialista en salud mental.

3. Tolera las diferencias

¿Vas a ver a los tíos o los primos con los que nunca te llevaste bien? Es clave la tolerancia y la conciencia de las diferencias.

«Tolerar implica reconocer, aceptar y convivir con las diferencias. Reconozcamos que no somos moneditas de oro para caerle bien a todos. …esa es la realidad», menciona.

«Hay un tipo de relación llamada convivencia, que es la más recomendada cuando nos toca lidiar con gente difícil», indicó

«La convivencia implica ser diplomáticos, educados, donde ni me acerco mucho a las personas, ni tampoco me alejo», agregó.

Sánper resume que esto significa hablar con los allegados problemáticos siendo educados y políticos, manteniendo cierta distancia durante las conversaciones para evitar controversias. 

4. Perdona

La Navidad brinda la oportunidad perfecta para sanar las viejas peleas entre familiares y amigos, indica el psicoterapeuta.

El experto invita a reflexionar: ¿fueron estos conflictos innecesarios, o sacados de proporción?, ¿qué tan grave es la ofensa por la cual no le hablas a alguien?.

Si, después de pensar, notas que los desacuerdos realmente no son tan graves como parecen, que en verdad eran insignificantes o no tan importantes, en estos días tienes chance de enmendar relaciones.

«La Navidad está en un periodo de cierre de ciclos, nos permite renovarnos», dice el docente.

«Y en este cierre de ciclos vale la pena dejar el ego a un lado y poner como prioridad a las personas. La clave es separar a las personas de los hechos que nos hayan ofendido o causado conflicto».

Reuniones responsables

Aunque, a diferencia del año pasado, un buen número de personas ya cuenta con esquema completo de vacunación contra el Covid-19, lo cierto es que la contingencia sanitaria aún no termina.

Estas son las recomendaciones para reuniones seguras, con menor riesgo de contagio:

  • Si te reúnes con gente que no vive en tu casa, procura que las fiestas sean en espacios al aire libre.
  • Evita áreas confinadas y aglomeraciones. Privilegia las reuniones pequeñas, donde tengas la certeza de que todos están vacunados.
  • No vayas a celebraciones si tienes cualquier síntoma asociado con Covid-19.
  • Incluso si estás vacunado, usa cubrebocas en lugares públicos.
  • Si no estás vacunado, recibe tu dosis lo antes posible.
  • Continúa con el lavado frecuente de manos y el uso de gel antibacterial.
  • Considera hacerte un test de Covid-19 antes de reunirte con gente que no vive en tu casa.
  • Fuente: Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos. 

Agencia Reforma

Agencia informativa mexicana que provee a los medios de material informativo con independencia, pluralidad y credibilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.