celular con app de tik tok

No tienes tiempo, lee etas líneas

📌Desde nuestro historial de búsquedas en Google o sitios visitados en Maps a las conversaciones privadas en redes sociales, los datos que generamos en Internet son guardados por empresas tecnológicas que están sujetas a requerimientos judiciales.
📌En Estados Unidos, las normas que autorizan estos requerimientos son más relajadas, y hasta la policía puede solicitar datos personales. Esto ha hecho saltar las alarmas sobre los datos relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo tras el fallo de la Corte Suprema que dejó sin efecto "Roe v. Wade".
📌TikTok dice que evalúa caso por caso las solicitudes de este tipo de datos, y que los revela solo cuando la solicitud deriva de un proceso legalmente válido o en circunstancias de emergencia. Especifican que se basarán en los requisitos legales aplicables y que esto dependerá de las leyes de cada país.

El fallo de la Corte Suprema que dejó sin efecto el precedente de la sentencia ‘Roe contra Wade’ de 1973, que daba acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en Estados Unidos, abrió un cisma en el mundo digital.

Pensemos simplemente en una persona que acuda a una clínica para abortar y que Google Maps registre su ubicación, o en sus historiales de búsqueda en Internet y las conversaciones que pueda mantener en redes sociales.

Después de la decisión del máximo tribunal de Estados Unidos, también circularon muchos mensajes instando a las mujeres a eliminar sus apps de control menstrual como parte del ecosistema de recogida masiva de datos personales a través de aplicaciones online

Esta sensación de falta de control sobre nuestros datos se incrementó al saberse que una adolescente de 17 años y su madre fueron acusadas de aborto ilegal cuando la joven estaba embarazada de 23 semanas en Nebraska, después de que Facebook entregara una copia de una conversación privada entre ambas tras elrequerimiento de un juez. En ese Estado, la interrupción voluntaria del embarazo es ilegal a partir de las 20 semanas, pese a que se intentó bajar a 12 unas semanas antes.

Las empresas de plataformas como Facebook e Instagram, Twitter o TikTok hicieron a lo largo del verano una serie de anuncios de medidas que pondrían en marcha para facilitar el acceso de sus trabajadoras a estados en los que se permitiera el aborto, por ejemplo.

Sin embargo, quedaron muchas cosas en el tintero sobre qué pasaría con sus normas comunitarias o sus políticas de moderación, algunas sin resolver al día de hoy. 

Hacemos un repaso por los posicionamientos de las grandes compañías tecnológicas (en los casos en que los hayan hecho públicos).  Además, las hemos consultado y algunas han contestado y otras, no

Este artículo se actualizará cuando respondan. 

Te puede interesar: ¿qué dice la ley de Carolina del Norte sobre el aborto?

¿Cuándo están las empresas obligadas a entregar datos personales de sus usuarios y cuándo pueden negarse?

Todos los datos que generamos al utilizar redes sociales y plataformas digitales son recopilados y almacenados por empresas tecnológicas que en ocasiones están obligadas a entregarlos si lo solicita un juez.

Esto se aplica de forma general a cualquier país, pero también entran en juego acuerdos específicos entre regiones para garantizar que se puedan hacer solicitudes -como Estados Unidos y la Unión Europea-. 

Normalmente, un tribunal estadounidense solo tendría jurisdicción en EE. UU., pero en base a estos acuerdos puede también requerir información a empresas extranjeras.

De la misma manera, ciertos estados podrían pedir datos a empresas de países en los que sus tribunales no tienen jurisdicción, y estas podrían entregarlos voluntariamente o no.

En muchas ocasiones, estas empresas intentan objetar si los requerimientos son muy amplios o el objetivo no está claro.

En Estados Unidos, la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud (HIPAA, por sus siglas en inglés) sí que obliga a guardar el secreto profesional en consultas médicas relacionadas con un aborto, pero no aplica en otras situaciones, como las relacionadas con los datos que registra una plataforma digital.

Esta situación no es nueva. Las normas de cualquier estado permiten que autoridades, como jueces y tribunales, puedan solicitar la información necesaria para decidir en un procedimiento, pero tanto el tipo de información, como la forma y los plazos dependerán de cada lugar, explica Elena Gil, abogada experta en derecho digital y protección de datos a Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado.

En el caso concreto de Estados Unidos, Gil especifica que su legislación permite de manera amplia que las autoridades obtengan información, una tradición que puede derivar de los atentados terroristas del 11S, sobre todo para poder acceder a comunicaciones o información de personas extranjeras que supongan un riesgo para la seguridad nacional (a partir de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, conocida como ley FISA, por sus siglas en inglés).

Por ejemplo, en EE. UU. no solo pueden solicitar datos a jueces y tribunales, sino también autoridades policiales.

Una vez que la información ha sido solicitada, ¿cómo puede reaccionar una empresa? En general, “es obligatorio responder a un requerimiento de información de un tribunal de forma completa y veraz, pero solo dentro de lo que las normas obliguen”, detalla Gil. Por ejemplo, si el requerimiento de información es “más amplio de lo permitido, las empresas pueden argumentar que parte de esa solicitud no es acorde a Derecho y restringir su respuesta”.

Dentro del tipo de datos que no pueden ser entregados, están, por ejemplo, las “comunicaciones abogado-cliente” e información obtenida “de forma ilícita”. Por ejemplo, unas grabaciones ilegales. 

Entendiendo cómo funciona este proceso, ¿qué sabemos de cómo han reaccionado las grandes tecnológicas en los últimos meses? Hagamos un repaso.

TikTok y la moderación de contenido

Si leemos las normas de la comunidad de TikTok, la red social establece que los usuarios no pueden promover, imitar o facilitar actividades delictivas y que esos contenidos serán eliminados.

Y especifican que también lo harán con contenido susceptible que haga referencia a actividades o bienes regulados o ilegales “en la mayor parte de regiones del mundo”, es decir, no solamente donde viva el usuario.

Dentro del apartado de desinformación perjudicial detallan que no se publique, transmita ni comparta “desinformación médica que pueda dañar la salud física de un individuo”.

Sin embargo, en TikTok está surgiendo desinformación peligrosa en torno a métodos abortivos: están circulando videos en los que se recomiendan remedios caseros e infusiones a base de hierbas para supuestamente “provocar un aborto”.

Estos videos acumulan millones de visitas. Pero, como reportó Factchequeado, esto es falso: no hay evidencia que respalde el uso de productos botánicos como un método seguro y efectivo para inducir un aborto.

Después de una investigación de NewsGuard en julio de 2022, un portavoz de TikTok dijo que este tipo de videos violan las directrices de la comunidad y que serían eliminados; sin embargo, dos meses después, en septiembre de 2022, siguen siendo accesibles en la plataforma.

Después de que NewsGuard volviera a preguntar por qué no habían sido eliminados, TikTok no contestó. 

La portavoz de TikTok Jamie Favazza dijo que la compañía “permite las menciones sobre el aborto y el acceso al aborto, y eliminará los videos que fomenten los abortos a base de hierbas o remedios naturales«, recoge The Washington Post.

El medio también afirma que TikTok borró muchas de estas publicaciones después de que el propio Washington Post, Rolling Stone e Input Mag preguntaran y publicaran sobre ello.

1. Sobre la facilitación de datos para procesos judiciales

Según indica MIT Technology Review, a finales de junio pasado TikTok se negó a responder qué hará con las solicitudes de datos requeridas por autoridades judiciales relacionadas con el aborto.

En particular, Favazza se negó a comentar cuando se le preguntó cómo respondería la aplicación a las órdenes y citaciones que solicitan datos como el historial de visualización y búsqueda, mensajes privados, comentarios y direcciones IP, que indican dónde un usuario inicia sesión, cierra sesión y publica contenido.

En su Informe sobre solicitudes de información, al que nos remiten al preguntar desde Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, TikTok dice que evalúa caso por caso las solicitudes de este tipo de datos, y que los revela sólo cuando la solicitud deriva de un proceso legalmente válido o en circunstancias de emergencia.

En el primer caso, especifican que se basarán en los requisitos legales aplicables y que esto dependerá de las leyes de cada país.

El número de solicitudes de información sobre los usuarios por parte de las autoridades, según los gráficos que comparten, han aumentado en el último año: de 2.326 solicitudes jurídicas en 2020, a 3.889 en 2021, siendo Estados Unidos, Reino Unido y Alemania los países que más emitieron. Sin embargo, TikTok no comparte cuántas de estas solicitudes aceptó. 

Contenido publicado en el sitio web de Factchequeado

______________________________________

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos.

Factchequeado

Factchequeado es una iniciativa de Maldita.es y Chequeado para construir una comunidad de hispanos y latinos para contrarrestar la desinformación en español en Estados Unidos, la cual hace parte Enlace...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *