Registro público
El nuevo lenguaje, incluido entre las 625 páginas del presupuesto estatal, otorgaría a los legisladores la autoridad para decidir cuáles de sus registros desean hacer públicos y cuáles desean destruir o desechar

Carolina del Norte, Raleigh - Una disposición en el presupuesto de Carolina del Norte eximirá de las leyes de registro público a los legisladores, otorgándoles la capacidad de destruir y desechar documentos gubernamentales bajo su control.

La Asamblea General ya era designada como "custodia" de sus registros, pero necesitaban una exención para retener documentos solicitados y no podían desecharlos sin autorización del Departamento de Recursos Naturales y Culturales, la agencia oficial de archivos. 

El nuevo lenguaje, incluido entre las 625 páginas del presupuesto estatal, otorgaría a los legisladores la autoridad para decidir cuáles de sus registros desean hacer públicos y cuáles desean destruir o desechar. 

“Ahora un legislador puede reclamar un privilegio absoluto para cualquier documento que se cree para decir que no es un registro público", explicó a Enlace Latino NC Phil Lucey, director ejecutivo de North Carolina Press Association. "Y luego, cuando llegue el momento de archivarlos, ellos mismos, como custodios, pueden decidir si destruir los registros, mantenerlos en secreto o hacerlos públicos”, señaló.

El presidente de la Cámara de Representantes, Tim Moore, defendió la política ante los periodistas señalando que a "menudo los legisladores reciben solicitudes de registros poco razonables". 

El argumento por la nueva política de registros públicos

La disposición en el presupuesto, que se convertiría en ley el 3 de octubre sin la firma del gobernador Cooper, permitiría a la Asamblea General realizar gran parte del trabajo público en secreto, advirtieron defensores del acceso a la información pública a Enlace Latino NC. 

Implicaciones para ciudadanos y medios de comunicación 

La disposición presenta un desafío tanto para los periodistas que buscan informar como para la comunidad que busca estar al tanto de los acontecimientos locales.

Brooks Fuller, director de la Coalición para un Gobierno Abierto de Carolina del Norte, afirmó que este hecho constituye un ataque directo a la labor de los medios porque retira una herramienta crucial de las manos de los periodistas que intentan cumplir con su labor de informar a sus comunidades sobre lo que está ocurriendo. 

“Todos deberían preocuparse de que los líderes elegidos, cuyo poder proviene solo de nosotros, hayan decidido que no merecemos información sobre sus asuntos públicos", mencionó a Enlace Latino NC. "Deberíamos preocuparnos, sin importar nuestro partido político, por ser privados de información”, añadió. 


Le puede interesar


Un cambio "no muy democrático"

Lucey coincide que el cambio “no es muy democrático, y debería ser muy alarmante para los ciudadanos en todo el estado”. 

El director de NC Press Association señaló que las implicaciones en la prensa afectan a los ciudadanos, quienes ya no podrán tener documentación que explique el por qué ocurrieron eventos como la planificación de un nuevo casino en su condado o el proceso actual de redistribución de distritos. 

"No podrán saber por qué su distrito ha cambiado o por qué han cambiado los lugares de votación”, dijo a Enlace Latino NC. “Todo eso se mantendrá en secreto". 

Un giro sorprendente en las negociaciones

La cláusula que afecta la accesibilidad a documentos de interés público en la legislatura no se dio a conocer hasta días antes de la votación, cuando se filtró el borrador del presupuesto.

"Me tomó completamente por sorpresa, ya que gran parte de las negociaciones presupuestarias de los últimos meses se han centrado en la expansión de Medicaid, casinos y el salario de los maestros", comentó Fuller, quien también es profesor de Comunicación en Elon University.

Toda esta disposición surgió sin previo aviso, coincidió Lucey. Además, aún no se sabe quién propuso esta cláusula ni por qué se considera necesaria, agregó.

Moore, quien previamente defendió la cláusula, no respondió a las solicitudes de entrevista por parte de Enlace Latino NC antes de la publicación de este artículo.

¿Demandas en un futuro?

Lucey y Fuller afirmaron que, hasta el momento, no tienen conocimiento de ninguna persona u organización que esté planificando presentar una demanda contra la disposición o ponerla a prueba.

Lucey señaló que, debido a los requisitos del proceso legal, no se espera un litigio hasta después de que el presupuesto se convierta en ley la próxima semana.

De acuerdo con la Constitución estatal, el gobernador podría haber firmado el presupuesto, vetar o permitir que se convirtiera en ley después de esperar 10 días. El viernes, el gobernador Cooper anunció que optaría por la última opción.

Gobernador anticipa demandas

Cooper mencionó en una conferencia de prensa el lunes que anticipa demandas contra algunas disposiciones del presupuesto, pero no especificó cuáles.

"Lo que probablemente tendría que suceder es que un miembro del público o un periodista solicite un registro, obtenga una negativa y luego desafíe esa decisión. Pero aún es demasiado pronto para eso", dijo Lucey.

Claudia M. Rivera Cotto es una periodista bilingüe que cubre temas políticos, gubernamentales e inmigratorios en Carolina del Norte para Enlace Latino NC. Claudia forma parte de Report for America. Anteriormente,...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *