Jefa de policía de Durham
Patrice Andrews, la nueva jefa de policía de la ciudad de Durham

Carolina del Norte, Raleigh – Patrice Andrews fue juramentada oficialmente como la nueva jefa del Departamento de Policía de Durham (DPD), con el reto de hacer frente a la creciente ola de inseguridad y violencia con armas de fuego.

«Tengo una profunda conexión personal con la ciudad de Durham y este departamento de policía”, señaló Andrews, quien inició su carrera policial en 1997.

El primer día de trabajo de Andrews como jefa del DPD fue el 1 de noviembre anterior, puesto al que llega con más de 25 años de experiencia profesional.

La jueza Shamieka Rhinehart, de la Corte de Distrito de la ciudad de Durham, tomó jurante a Patrice Andrews como nueva jefa de policía de la ciudad del ‘Toro’.

La violencia es un «síntoma o resultado de un problema mayor»

Durante la ceremonia de juramentación en Universidad Central de Carolina del Norte (NCCU), la nueva jefa del DPD dijo que “el crimen violento ya no es un problema que pueda ser resuelto solo por la policía”.

“Sabemos que la violencia es un síntoma o resultado de un problema mayor», indicó Andrews,

La nueva jefa de policía hizo un llamado a la comunidad, a los empresarios, gobernantes y líderes locales a trabajar de forma conjunta.

“Combinados, en sociedad, podemos hacer la diferencia», declaró Andrews.

«La policía es un componente necesario y es fundamental para reducir la violencia y el crimen, pero no somos el único camino», agregó.

En lo que va del año, más de 200 personas han recibido disparos en Durham.

Principalmente, en los vecindarios donde residen minorías étnicas como afroamericanos y latinos.

Las autoridades contabilizan más de 40 homicidios.

Servicio e impacto en la comunidad

Andrews recuerda que se unió al cuerpo de policía con el propósito de darle estabilidad económica a su familia, pero descubrió que con su trabajo podía ser un agente de cambio en su comunidad.

«Al comienzo de mi carrera, rápidamente me di cuenta de que quería poder tener un mayor impacto en la profesión y en la forma en que servimos a nuestra comunidad», manifestó la funcionaria.

Andrews describió a Durham como “una comunidad hermosa y vibrante”, con la que tiene profundas conexiones personales, familiares y profesionales.

“Una vez que trasciende el trabajo duro, las largas horas, es esta conexión la que impulsa mi deseo de restaurar nuestra comunidad, y la fe en nuestros oficiales alimenta mi alma», agregó Andrews.

Involucrar la comunidad

La jefa del DPD subrayó la necesidad de involucrar a toda la comunidad en el esfuerzo por restaurar la tranquilidad de los residentes de Durham.

“No somos una ciudad bala, no somos una ciudad asesina o cualquier otra etiqueta inflamatoria que se nos ponga. No nos definiremos ni deberíamos ser definidos por la violencia que ha ocurrido. Somos más que eso», acotó.

Experiencia de la nueva jefa de policía de Durham

Andrews inició su carrera como oficial de patrulla en el DPD. Con el paso del tiempo, avanzó a comandante de distrito y luego capitán, donde supervisó unidades dentro de la División de Investigaciones Criminales.

Su experiencia incluye, además, servir como sargento en el Equipo de Reducción de Alto Cumplimiento del DPD, y tareas de investigación en la División de Operaciones Especiales del DPD.

En 2016, Andrews fue seleccionada como Jefa de Policía de Morrisville.  

Formación

Andrews se graduó en 2016 de Executive Law Enforcement Management de la Academia Nacional de la Oficina Federal de Investigaciones.

En 2012, completó el Programa de Liderazgo Ejecutivo de West Point en la Universidad Metodista.

También tiene una licenciatura en Justicia Penal de la NCCU y, actualmente, se desempeña como Instructora General de la Comisión de Estándares de Educación y Capacitación en Justicia Penal de Carolina del Norte.

Estrategia y trabajo conjunto

La nueva jefa del DPD juró a su cargo la misma semana que lo hizo la nueva alcaldesa Elaine O’Neal y los nuevos miembros del Concejo Municipal, luego de las elecciones locales del 2 de noviembre.

Para las autoridades de Durham, la atención de la inseguridad y la violencia con armas de fuego requiere atención prioritaria y acciones inmediatas.

Los problemas de inseguridad, explicó la nueva alcaldesa, requieren de un esfuerzo comunitario”, por lo que su prioridad será establecer mecanismos de comunicación y trabajo con las autoridades policiales y los vecindarios. 

La alcaldesa O’Neal adelantó que una de sus primeras acciones será establecer una relación de trabajo y prioridades de atención con la jefa Andrews.

Por su parte, Mark-Anthony Middleton, concejal y nuevo vicealcalde de Durham, dijo que la violencia y el uso de las armas de fuego requiere una “estrategia de largo plazo” y, por supuesto, darle contenido económico.

Middleton es consciente de que el DPD requiere más recursos y personal.

Mario A. Rodríguez

Periodista Político en Enlace Latino NC. Productor ejecutivo y asesor en comunicación política, con más de quince años de trayectoria profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.